El Talmud de Viena – G.H. Guarch

  • Editorial Almuzara (ficha del libro aquí)8E67C16F-7237-496E-B86C-6A620863C895
  • Publicado en 2014
  • Género: novela histórica
  • Autoconclusivo
  • 796 páginas
  • Otros títulos del autor: Shalom Sefarad, En el Nombre De Dios, El Testamento Armenio.

Una novela que nos sumerge en la historia de la Europa Central del siglo XX, la ciudad de Viena y el largo peregrinaje del pueblo judío a través de una saga familiar en pos de un sueño: alcanzar la Tierra Prometida.

Esther, hija de una familia de orígenes judíos, nace el mismo día en que se firma el Tratado de Versalles, que pone fin a la devastadora Primera Guerra Mundial. Su padre, el doctor Paul Dukas, obsesionado con su ascenso personal y profesional, y convertido al cristianismo, descubrirá muy pronto que el pasado judío de un hombre no se perdona fácilmente.
La historia de Esther, así como la de los Goldman —portadores del Talmud de Viena— o la de los mellizos Gessner —que ven en el auge del partido nazi un instrumento idóneo para medrar—, es el hilo conductor de esta apasionante novela que muestra los avatares del pueblo judío en un periodo crucial del siglo XX: desde la promesa, finalmente frustrada, de los felices años veinte, al ascenso al poder de Adolf Hitler y el posterior conflicto que asoló Europa.

Ya es ampliamente conocido para quien sigue este blog que la novela histórica es uno de mis género literarios favoritos por lo que normalmente este tipo de libros parten de una base positiva cuando yo los leo; sin embargo, aunque sean lecturas con las que disfruto más fácilmente, es también a las que les exijo más en determinados aspectos, como la coherencia y que se note una buena documentación, y El Talmud de Viena lo cumple con creces.

A través de sus numerosas páginas acompañaremos fundamentalmente a tres familias de diferentes orígenes: austriacos y alemanes, judios y arios. Diferencias y similitudes que en ocasiones les harán acercarse, alejarse e incluso enfrentarse. Orígenes que, como veremos, a veces no son tan claros o tan conocidos por ellos mismos.

A través de los relatos de vida de las tres generaciones que vivieron durante esta época de la historia, vemos como se fueron gestando las diferentes posturas de los diferentes bandos, desde los que apoyaban incondicionalmente los ideales del nacional socialismo de Hitler, pasando por los alemanes que prefirieron ignorar lo que estaba pasando con tal de salir del agujero en el que estaban al terminar la Primera Guerra Mundial, judios adinerados y considerados austriacos hasta el momento que no podían creer que acabase ocurriendo lo que ocurrió por la aportación tan grande que hacían al país, espías soviéticos, hasta judios que decidieron abandonar todo y emigrar a la tierra prometida conocida como Israel.

Y es que además de repasar de forma magistral toda esta época desde el Tratado de Versalles e inicio de la ascensión al poder de Hitler hasta el final de la Segunda Guerra Mundial y caída en desgracia del nazismo, también se aborda la creación de este nuevo estado de Israel, algo que se agradece ya que en otros libros de esta temática no se hace, centrándose casi exclusivamente en lo que ocurría en la zona alemana, austriaca, polaca…

“Si me hablan de esta nueva ley en estudio, les rogaría que pensaran en la ultima guerra. Aquellos campos de batalla en los que miles de jóvenes soldados alemanes quedaron tendidos victimas de la guerra por falta de armas o municiones, en definitiva por falta de recursos. ¿Cómo podríamos comparar esas preciosas vidas con las que existen en los centros para deficientes mentales? […] ¡Ustedes son medicos!¡Saben que hay vidas en las que ya no merece la pena gastar un tiempo y unos recursos que podrían salvar otras!¡Vidas indignas de vivir!”

Estas familias que nos guían a través de los años y de los diferentes sucesos irán entrelazándose de maneras a veces más realistas y otras tan fortuitas que podrían resultar poco creíbles al estilo telenovela, pero que la pluma del autor convierte en relaciones que se agradecen y que hasta resultan necesarias para el desarrollo de una trama que aborda tantos pensamientos y situaciones diferentes. Estos personajes principales, al ser numerosos, pueden al principio resultarnos confusos, pero a medida que van siendo construídos con la profundidad con la que se hace aquí acaban siendo bastante reales.

Evidentemente, tratándose de esta parte oscura y vergonzosa de la historia universal nos encontramos escenas durísimas. Tan duras que, aunque es una obra en la que se pasa por los momentos que más carga emocional podrían tener de manera más bien fría (este es el único punto negativo que podría apuntar), hay momentos en los que es inevitable cerrar el libro y esperar hasta que te recuperas del dolor.

“¿Formalmente? -El desconocido parecía asombrado de su ingenuidad-. Aquí esa palabra no significa nada. Ni tampoco conceptos como derecho, ley, culpable o inocente…la unica verdad es que lo han traido aquí. Eso es lo que importa. Es como la vida. Uno está vivo hasta que se muere, y deja de ser. Aquí usted ha dejado de ser”

Es una novela extensa e intensa en la que no paran de ocurrir cosas trascendentales para el desarrollo de la historia concentrada en estos personajes. Una novela que los amantes del género amarán por su calidad, su profundidad y a la vez amplitud de subtramas y por su buen ritmo.

Mi valoración:

Gracias a  la Editorial Almuzara por el ejemplar

Anuncios

Retorno a Roma – Alicia Padrón

  • Editorial Caudal / Sello Altera (ficha de la editorial aquí)36284879
  • Publicado en septiembre, 2017
  • Género: ficción histórica / ciencia ficción / romántica
  • Autoconclusivo
  • 493 páginas

Julia es una joven profesora universitaria cuya vida atraviesa una fase autodestructiva. En un momento decisivo acepta un trabajo extremadamente peligroso que la llevará hasta destinos sorprendentes y determinará que su vida se cruce con la de quien, desde el pasado, marca su existencia. El encuentro entre dos personajes tan opuestos, con un magnicidio como trasfondo, tendrá consecuencias imprevisibles en el destino de Julia y, tal vez, en el de toda la humanidad.
Un viaje formidable, a ritmo trepidante, hasta la Roma clásica, donde viviremos los acontecimientos que marcaron el curso de la historia hasta ser sus verdaderos protagonistas.

Este mes de septiembre se alinearon los planetas y, mientras que la semana pasada os presentaba un libro sobre mitología griega, en esta ocasión es el turno de otro sobre una civilización igual de importante y antigua: la romana. Aunque en este caso también se trata la mitología como algo inherente a ella, los acontecimientos que se narran y, aún tratándose de una ficción, están basados en sucesos y costumbres reales.

Al inicio de la novela nos encontramos con una protagonista, Julia, que después de una ruptura no le encuentra sentido a su vida hasta que sus grandes conocimientos históricos y del latín le abren las puertas a un trabajo tan importante como peligroso: viajar en el tiempo a la época de Julio César. Pero ella no se conformará con ver el final de este gran personaje desde la lejanía sino que se acercará a él y le propondrá un trato, casarse con ella a cambio de mostrarle los avances que ha logrado el ser humano dos mil años después de su tiempo. Julio, como hombre inteligente, curioso y en muchos aspectos adelantado a su época, no se puede resistir y acepta. A partir de aquí nos embarcamos en una historia que alterna entre los momentos en que él le enseña cómo era realmente el imperio romano (a la vez que nos lo enseña al lector también) y en los que ella le muestra cómo es el planeta tierra gracias a un ordenador, cómo funciona el cuerpo humano, cómo volamos gracias a aviones, etc. Todo ello mientras Julia, a espaldas de Julio, investiga cómo se preparó la tan famosa conspiración del Senado Romano para acabar con él.

A pesar de que el tema de los viajes en el tiempo tiene grandes lagunas por mucho que a lo largo del libro se note el intento de justificar el hecho de que la presencia de Julia en el pasado no altere el futuro, si lo aceptamos tal y como nos lo ofrecen en esta novela y lo vemos como un elemento necesario para el desarrollo de la trama, resulta muy interesante ver el conflicto interno de ella al tratar de no hacer nada que pueda hacer desaparecer el mundo tal y como lo conoce y la desconfianza de él por no recibir información sobre su vida más allá de 4 meses. Obviamente, la relación de la protagonista con otros personajes como las vírgenes vestales o algunos familiares se va estrechando, incluido Julio, siendo representado este con la personalidad con la que ha llegado a nuestros días, haciendo la historia, dentro de los límites de la lógica, creíble. Algo curioso ya que en el personaje que había más libertad para crear, Julia, no ocurre tanto lo mismo al pretender hacerla perfecta, inteligente, resolutiva, sociable…casi hasta el final del libro no comete errores a pesar de que en las circunstancias en las que está cada paso que da puede ser uno.

Aunque el desenlace de la vida de Julio César es ampliamente conocido, esta novela nos sorprenderá. El hecho de que sea para bien o para mal depende de cada lector. Yo hubiese preferido unas últimas cincuentas páginas dirigidas hacia otro destino, pero es cuestión de gustos. Al contrario que pasa con las numerosas (e incluso a veces repetidas) citas de personajes de la época repartidas por todo el libro, resultan demasiadas.

Es un dato objetivo y evidente que la autora tiene un conocimiento sobre el Imperio Romano excepcional y que lo ha sabido transferir a una novela que los amantes del género disfrutarán mucho, sin pecar en demasía, como ocurre en otros casos, de darnos lecciones de historia alejándose de la trama.

Mi valoración:

 

Gracias a la Editorial Altera por el ejemplar.

El Palacio Encantado – Carlos Asenjo Sedano

  • Editorial Chiado (ficha del libro en la web aquí)IMG_0341
  • Publicado en Diciembre 2016
  • Género: histórica / romance
  • Autoconclusivo
  • 387 páginas

Una familia de noble abolengo reside en la ciudad en un viejo palacio del s.XVI, envuelta en el recuerdo de sus hazañas y privilegios pasados, sin percibir que ahora son otros tiempos. El matrimonio tiene dos hijos gemelos, los cuales, según la tradición, dedicarán, el mayor, a las armas; y el segundo, a la Iglesia, obispo o semejante. En esta tesitura y aspiraciones les sorprende la Guerra Civil y los dos hijos, ya muchachos, con la carrera de Derecho terminada, se incorporan al alzamiento militar entrando en el cuartel de la Guardia Civil, donde el alzamiento es aplastado con un gran rosario de muertos […]

Cabe decir que la novela histórica es uno de mis géneros preferidos pero que, sin embargo, siempre me ha costado mucho leer sobre la época que engloba la Guerra Civil española y la postguerra, en parte por razones personales y en parte porque tampoco he encontrado un autor o libro cuyo estilo narrativo al contar estos años de nuestra historia me guste…y esta, por desgracia, no ha sido una excepción. Cierto es que, a pesar de esto y de la multitud de faltas de ortografía y puntuación (necesita una buena corrección urgentemente) lo he leído en muy pocos días y esto es porque sí que tiene algunos puntos positivos que comentaré a continuación.

La historia comienza cuando, ya el padre muerto, sus únicos hijos, que además son gemelos aunque uno cojo y el otro tuerto (así se definen en el libro), deciden finalmente defender los principios en los que su madre, casi de forma obsesiva, les ha criado, y con ello ya de paso, también el honor de su familia y su abolengo (¡por la patria, por el rey y por dios!). Para ello se unen a un grupo reunido en el cuartel de la Guardia Civil, en el que el hermano destinado a ser religioso demuestra sus dotes de militar y el destinado a este menester pasa las horas preocupado por su esposa e hijo, a los que no volverá a ver porque será fusilado al intentar verlos antes de escapar (no es spoiler, se cuenta en la primera página). A partir de aquí se nos narra pasado y presente de los personajes residentes del palacio, entendiendo así la creencia férrea de ambos en esos ideales y los acontecimiento futuros respecto a la viuda del hermano mayor.

Cuenta con unos personajes, como la matriarca, Doña Constanza, capaz de justificar hasta que los nobles hablen con palabrotas mientras que en el resto del pueblo este vocabulario suena a ordinario y bajo; una ama, que resultará ser la que más mantenga en pie el palacio y la más perspicaz, intuyendo siempre el desarrollo de los acontecimientos; una viuda capaz de todo con tal de sobrevivir, aunque padecerá también de grandes sufrimientos; un enemigo enamorado de ella con poder para salvar a su marido; un niño más parecido a su tío y abuelo que a su padre…y por supuesto el hermano que huye y sobrevive, y que al volver decide restaurar su casa en todos los sentidos. Personajes que pueden resultar interesantes en inicio pero que se quedan en la superficialidad al centrarse exclusivamente en ciertas partes de su personalidad.

Tampoco nos encontramos con las narración de grandes y múltiples acontecimientos, y los que suceden son previsibles, aunque eso no quita que haya cierto disfrute en ver cómo se llega hasta ese final. Una narración con un vocabulario muy ajustado a la época, pero que a mí se me hace cuesta arriba.

Un libro que disfrutarán las personas a las que les resulte más gratificante leer sobre esta época y el estilo narrativo no les resulte tan enrevesado como a mí. Yo lo elegí para darle otra oportunidad pero no ha conseguido que cambie de forma de pensar respecto a este tipo de historias.

Mi valoración:

 

Gracias a la Editorial Chiado por el ejemplar.

Proyecto Thule – Javier Más

  • Editorial DEFRAN30984961
  • Publicado en 2015
  • Género: ficción / misterio / histórica
  • Autoconclusivo
  • 390 páginas

Cinco caminos conducen a la verdad que ocultan la CIA y la Sociedad Thule sobre el final de los jerarcas nazis y la tecnología militar que deslumbro al mundo. Una investigación que destapa la conexión de la Sociedad Thule con España y Hitler y que pone al descubierto la importancia que tiene hoy día Madrid y Valencia para el entramado político-económico contra el que lucha la CIA. Un thriller apasionante, lleno de misterios, revelaciones sorprendentes, realidades históricas y claves que el lector tendrá que descubrir poco a poco.

Lo primero que tengo que decir es que a mí me pones un Hitler que no murió en el búnker donde se supone que acabó con su vida, sino que sobrevivió y huyó a algún lugar fuera de Alemania y ya me tienes comprada. Y es que el capítulo de presentación de esta novela parte precisamente de esta base, así que comprenderéis mi ganas de seguir leyendo el primer día que lo abrí. Unas ganas que no han desaparecido a lo largo de toda la lectura, y es que esto no es lo único sorprendente que nos vamos a encontrar en ella (como el hecho de que una portada que, al menos a mí, me parece tan fea contenga una novela tan buena).

Nuestra protagonista es llamada por el presidente de una organización alemana creada al terminar la Segunda Guerra Mundial para deshacerse de un diario que puede alterar la historia universal y volver a crear grandes conflictos entre naciones, pero ella no sabe ni de qué se trata ni por que le han encargado precisamente a ella esta tarea. A medida que vaya leyendo el diario y al descubrir que un americano se ha unido a su misión, su curiosidad aumentará por saber qué secretos guarda a la vez que pondrá en mayor peligro su vida. ¿Pero qué puede contener el diario de una criada tan importante como para que gobiernos de distintos países parezcan capaces de matar con tal de hacerse con él? No, no es simplemente el hecho de que Hitler siguiera vivo, eso se nos revela en el primer capítulo…es mucho más, incluso más de lo que cada “jugador” en esta partida cree.

Nos situaremos en diferentes ubicaciones tanto espaciales como temporales, algo que puede hacerse algo confuso en ocasiones, pero como en mi caso fue empezar el libro y no parar hasta acabarlo no perdí el hilo demasiado. Recorreremos Virginia en EEUU, Madrid y Valencia en España, Berlín en Alemania, Heimdal en Noruega y Beijing en China durante diferentes periodos de tiempo, aunque en su mayor parte se centra en la Segunda Guerra Mundial, los años ochenta y la actualidad. A través de la lectura del diario viviremos los últimos meses de Hitler hasta su supuesta desaparición, las intrigas a su favor y en su contra de las personas en las que más confió, las negociaciones para la rendición ante los aliados…esto se alterna además de con las escenas desarrolladas en la actualidad, en las que poco a poco se van desentrañando los secretos durante tantos años guardados, con otras en las que veremos cómo un alto cargo chino dedica años de su vida a hacerse con uno de los secretos que sabe que guarda el diario gracias a una situación muy fortuita (esto quizá es lo único que cojea en toda la historia) y para lo que no dudará en usar todos los recursos a su mano aunque eso incluya una crueldad inimaginable.

Hay veces que jugaremos con más información que los personajes y otras se nos irán revelando a la vez que a ellos, algo con lo que se ha jugado con bastante inteligencia por parte del autor, aunque a veces podemos no tener claro qué saben y qué no saben los demás ya que su casi exclusiva fuente de información es el diario y lo que van descubriendo, mientras que el lector conoce todos los sucesos que se nos van narrando de otras épocas.

No puedo contar más de la novela sin revelar cosas que es mejor descubrir por uno mismo a medida que se lee. Son muchos elementos que se van medio desvelando, otros que parecen que son una cosa pero son otra, secretos, intrigas, poder…un compendio que hace que abras la boca de sorpresa en muchas ocasiones hasta un final magistral en el que milagrosamente todo encaja y con el que te quedas mucho más que satisfecho.

Se trata de una novela de acción en el que los personajes juegan un papel secundario y por ello no encontraremos gran profundidad en ellos, pero todo lo demás lo compensa.

Una gran lectura para cualquiera persona a la que le guste leer sobre esta temática. Espero haber sido justa con la reseña y haber transmitido la gran calidad argumental y narrativa de la novela, ya que el desarrollo cumple con la expectación que la premisa crea en el lector, cosa que desgraciadamente no siempre ocurre.

Mi valoración:

 

Gracias la editorial por el ejemplar.

Un Lugar Llamado Libertad – Ken Follet

  • Editorial: DeBolsillo22017123
  • Publicado en 1995 / Edición de 2014
  • Género: ficción histórica / romance
  • Autoconclusivo
  • 400 páginas

Ser minero del carbón en la Escocia del siglo XVIII significaba servidumbre y sufrimiento. Por eso Mack McAsh se enfrentó a su amo, lo que le obligó a huir. Para el joven comenzó una odisea, que le llevó a Londres y luego a las colonias de América del Norte, convertidas más que nunca en esperanza de libertad.

Para empezar me gustaría decir que tengo una relación de amor/odio con el autor, o más bien de amor/saturación. He leído las primeras partes de dos de sus sagas más conocidas: Los Pilares de la Tierra y La Caida de los Gigantes, y me encantaron, pero cuando me planteo seguir con las segundas partes me da mucha pereza. Con este, que precisamente me animé a leer por ser autoconclusivo, me ha pasado lo mismo, me gusta el estilo del autor y la trama pero estaba deseando acabarlo.

Mack McAsh es un minero que no está dispuesto a desaprovechar su existencia bajo el yugo de un un amo abusivo y despiadado al que solo le importa el dinero y la posición. Esta rebeldía le hará enfrentarse a diferentes situaciones, no solo en su Escocia natal, si no en otros escenarios en lo que, por ser pobre y un donnadie, también intentarán aprovecharse de él. Lo que no saben esas personas es que Mack no tiene casi nada que perder y lo que más valora, antes incluso que su seguridad, es la libertad. A este protagonista le acompañan otros personajes con más o menos importancia pero  muy relevantes en la historia: Lizzie Hallim es una niña rica con ansias de aventuras, que le gusta vestirse de hombre para poder experimentar de la misma manera que ellos la vida, pero que en sus excursiones se dará cuenta de lo injusta que es la sociedad, prometiéndose a sí misma que hará lo posible para que, al menos en lo que a ella le concierne, no se explote y se castigue sobremanera a las personas que están por debajo de su estatus social. Se guiará por sus sentimientos, casándose por amor y embarcándose en una aventura a través del mundo, en la que descubrirá que su marido no es quien creía. Este, llamado Jay Jamisson, es otro niño rico, hijo de la segunda esposa del gran dueño de minas de carbón, Sir George Jamisson, por lo que verá mermadas sus aspiraciones materiales en favor del primogénito, Robert. Entre estos hermanos, el padre y la madre de Jay se crearán situaciones en las que pondrán a prueba su poder de convicción y de negociación para conseguir lo que desean cueste lo que cueste.

Volviendo a Mack, debido a su incapacidad para conformarse se enfrentará con las personalidades con más poder de Londres (una vez consigue huir de las garras de Sir George) y, posteriormente, de Virgina en Estados Unidos. Esta no adaptación a los diferentes escenarios de la novela es uno de sus puntos fuertes, no dejando que te canses de ninguno antes de pasar al siguiente. Quizá la parte que más lenta se me hizo fue mi adorada Londres porque se centraba mucho en los conflictos entre descargadores de carbón y los patronos, y las últimas 50 páginas del libro, cuando ya sabes cómo va a acabar la novela.

Estos escenarios y los personajes, que van sorprendiéndote a lo largo de la novela, es lo que hizo que acabara el libro aunque la trama y su desarrollo no llegaran a encantarme. Seguiré probando libros autoconclusivos del autor hasta que me encuentre con ganas de seguir con sus sagas.

Mi valoración:

 

“Algunos se pasaban toda la tarde bebiendo en casa de la señora Wheighel, pero sus mujeres llevaban una vida mucho peor, pues era muy duro para una mujer regresar a casa después de haber trabajado quince horas en la mina y no encontrar la chimenea encendida ni la comida preparada y tener que aguantar a un marido borracho. La vida era muy dura para los mineros, pero lo era mucho más para sus mujeres.”

La Bastarda de Estambul – Elif Shakaf

  • Editorial DeBolsillobastok
  • Publicado en 2006 / Edición de 2010
  • Género: ficción / contemporáneo-histórico
  • Autoconclusivo
  • 384 páginas
  • Comprar en Amazon aquí

De la mano de una de las autoras turcas más aclamadas internacionalmente llega esta novela sobre la historia de dos familias. Para Armanoush, recién llegada de Arizona en busca de sus raíces, Estambul es como un gran barco de ruta incierta. Acogida por la familia de su padrastro, esta joven armenia-norteamericana irá desgranando los secretos de dos familias unidas por la tragedia que separó a turcos y armenios a principios del siglo XX. Una apasionante saga familiar sobre uno de los episodios más turbios de la historia de occidente: el tantas veces negado genocidio armenio.

Si hay algo que caracteriza esta novela es la forma dura y a la vez sarcástica de tratar un tema como el genocidio armenio, porque sí, señores, en esta nuestra historia humana ha habido más guerras y genocidios que las mundiales y el judío y más campos de concentración que Auswitch. Supongo que somos muchos los que sabemos esto y estamos interesados en conocer esos pasajes que no salen en tantas películas y fotografías de viajes, por eso cuando llegó a mi casa, no recuerdo ni cómo, este libro, me lancé a él, y no fue la última vez que lo leí. Admito que esa portada preciosa también influyó en que dejara de lado las demás lecturas y me centrara primero en esta (os animo a que miréis en Goodreads otras ediciones más preciosas todavía que esta).

Una mirada al pasado y al presente de dos culturas tan cercanas y enfrentadas como la armenia y la turca a través de los ojos de dos primas (primastras en realidad) en edad de cuestionarse todo y de revelarse contra todo. Empezamos con Asya, hija de una madre moderna y joven, sin padre conocido (por eso lo de bastarda) y criada en una familia profundamente turca que si bien no defiende lo que se hizo con los armenios sí lo endulzan bastante. Y por otra parte Armanoush, una chica con una gran curiosidad por conocer el país de su familia paterna armenia y criada en el odio y el rencor a los turcos, viaja a este país, en el que pondrá todas sus creencias en juego.

Ambas lucharán entre el escepticismo por la versión de la otra de lo que realmente ocurrió entre unos y otros y el propio espíritu libre que les pide mirar más allá de lo que te han inculcado de pequeña. La relación entre Asya y Amy, entre ellas y sus respectivas familias, y la rutina, conversaciones y costumbres de cada cultura se ven reflejadas en este libro con muchos toques irónicos en su narración. Algo que no quita que en ciertos momentos se te pongan los pelos de punta con la dureza de los sucesos que cuenta.

Y entre todo este revuelto de prejuicios, relaciones, tradiciones…la comida tiene una importancia esencial. En ambas culturas la vida se hace alrededor de ella, y esto será lo que las una en esta novela, dulces, salados, pastas…todo un despliegue gastronómico en cada capítulo.

Por ponerle un pero, quizá le sobran algunas páginas y es algo lento por falta de acción, por eso, como siempre que pasa esto, yo recomiendo alternar con otras lecturas. Al fin y al cabo, quien lee esta novela no debe buscar giros de trama en cada 50 páginas, sino abrir la mente, conocer y preguntarse ¿los hijos de los hijos de personas que cometieron este tipo de atrocidades deben cargar con el peso de la culpa y pedir perdón a pesar de estar ideológicamente alejados de sus antepasados o se debe pasar página y empezar de cero?

Mi valoración:

 

 

El Códice Génesis – Yunior Santana

  • 31114186Autopublicado
  • Publicado en Julio 2006
  • Género: ficción / historia / misterio
  • 332 páginas

¿Qué pasaría si todo lo que sabemos de nuestra historia, religión y folclore estuviera basado en nuestro conocimiento limitado sobre tecnología y otras fuerzas del universo?
Un códice maya perdido en la historia puede desvelarnos los misterios de nuestro pasado.

En 1562 el inquisidor Fray Diego de Landa decreta un “Auto de Fe” en Maní (Yucatán) en donde se queman y destruyen cientos de manuscritos, estatuas y artilugios religiosos como otro sin fin de objetos sagrados. La razón dada por la iglesia en lo referente a esta masacre de conocimiento, es el hecho de que ayudaría a convertir a los indígenas a la religión católica.
Pero la realidad era muy diferente, la razón verdadera fue el descubrimiento de un códice que pondría en duda todo lo que conocemos de la historia, por el cual esconde en su interior, información que pudiera destruir muchas religiones alrededor del mundo, especialmente la católica.

En el 2018 una copia del susodicho códice es encontrada y Taine Kamu, un reconocido políglota con problemas mentales, se embarca en una aventura asombrosa donde nada es lo que parece, y las historias de los libros religiosos se pondrán a prueba.

Esta novela te transportará del pasado al futuro y de la incertidumbre a la posible realidad de una historia no contada, donde tus indagaciones serán tan importantes como la de los protagonistas de esta apasionante novela.

Una novela con tintes (salvando las distancias) de las conocidísimas de Dan Brown, en la que nos adentraremos en un misterio sobre el principio de los tiempos y el descubrimiento de unos documentos que ponen en cuestión todo lo que la iglesia católica nos ha vendido. Dividida en dos partes perfectamente diferenciadas, una primera en la que, en el siglo XVI son descubiertos los códices por unos monjes que intentan trasladarlos a España para ponerlos a salvo en contra de unos representantes de la inquisición que harán todo lo posible para que no salgan a la luz; y una segunda en la que uno de ellos es redescubierto fortuitamente por un hombre que, sospechando de la importancia de este, decide llevarlo a un museo, desencadenando una serie de acontecimientos que pondrán en guardia de nuevo a una organización secreta con sede en el Vaticano.

Con una premisa que me encantó, el desarrollo de esta ha tenido sus altibajos. El inicio de la novela se me hizo un poco lenta en contraste con la segunda parte en la que no paran de pasar cosas y cada personaje va adquiriendo un  protagonismo necesario para cada paso de la investigación; sin embargo, he sentido más empatia con esos monjes del principio, que aún dedicando su vida a la vida religiosa están dispuestos a todo con tal de que se conozca la verdad, y con los piratas españoles que creen en la dignidad de los indígenas y que ayudan a proteger el códice, que con todos los expertos en múltiples disciplinas que en este futuro tan inmediato se dedican a la resolución del misterio. Esto puede deberse en parte a que el autor define a los primeros de forma más “emocional” mientras que los segundos son meros instrumentos con capacidades extraordinarias para los idiomas o la tecnología con aspectos físicos perfectos. Porque sí, lo que más me ha chirriado de esta novela han sido las descripciones, algo que considero relativamente fácil de corregir, por lo que confío en el autor y en sus próximas novelas. En un mismo capítulo describe uno detrás de otro a los integrantes de este grupo creado para el descubrimiento de la verdad oculta y todos son guapos y con el cuerpo trabajado, es como conocer al mismo personaje 5 veces con distinto nombre. En las descripciones de lugares y sensaciones físicas directamente se pasa de vueltas, dando la sensación de que ha parado la narración para darnos una lección de historia o de anatomía que no empasta bien con el desarrollo de la narración. Las enumeraciones de los distintos tipos de coches y pistolas también me hacían arrugar la nariz pero creo que pueden tener algo que ver con un enigma que nos plantea el autor al final de la novela así que no voy a decir nada más de esto, aunque lo mismo soy yo la busco más de la cuenta y no tiene nada que ver.

¿Hay romance en esa novela? Pues sí, esta no va a ser una excepción, pero si lo que buscáis es una novela centrado en ello no lo encontraréis aquí, ya que aunque hay situaciones puntuales de romance pasan bastante inadvertidas y no son nada relevantes en el desarrollo de la trama.

Por lo demás, el desarrollo y el proceso por el que van descubriendo cada pista y pasan a la siguiente me ha gustado bastante, aunque me hubiese gustado que hubiese elegido otro símbolo arquitectónico para darle realismo porque me cuesta mucho pensar que haya un monumento similar a otro mundialmente conocido y que nadie lo haya descubierto antes.

En conclusión, es una novela que, aunque con unos errores muy concretos, tiene mucho potencial y de la que pueden disfrutar los lectores amantes de este tipo de libros en los que el objetivo es solucionar, poco a poco, un misterio oculto que afecta a la humanidad.

Mi valoración:

(Mi criterio de valoración aquí)

MAUS I y II – Art Spiegelman

  • 9788439720713Editorial Literatura Random House
  • Novela gráfica
  • Género: histórico
  • Publicado en Oct. 2006 / Edición de Dic. 2015
  • 296 páginas

Maus es la biografía de Vladek Spiegelman, un judío polaco superviviente de los campos de exterminio nazis, contada a través de su hijo Art, un dibujante de cómics que quiere dejar memoria de la aterradora persecución que sufrieron millones de personas en la Europa sometida por Hitler y de las consecuencias de este sufrimiento en la vida cotidiana de las generaciones posteriores. Apartándose de las formas de literatura creadas hasta la publicación de Maus, Art Spiegelman se aproxima al tema del Holocausto de un modo absolutamente renovador, y para ello relata la experiencia de su propia familia en forma de memoir gráfica, utilizando todos los recursos estilísticos y narrativos tradicionales de este género y, a la vez, inventando otros nuevos. La radicalidad narrativade esta obra marcó un antes y un después en el universo de la novela gráfica, y por ello Maus obtuvo el primer y único premio Pulitzer otorgado a un cómic.

Ya desde hacía tiempo tenía ganas de probar con alguna novela gráfica y de hecho esta me llamaba mucho la atención, así que cuando fui a casa de una amiga y lo tenía no dudé en pedírselo y empezar a leerlo en cuanto llegué a casa. Las expectativas se han cumplido y ya tengo ganas de probar con otras, pero vayamos por partes.

La trama es básicamente la vida del padre del autor desde el inicio del genocidio hasta el final de la segunda guerra mundial entrelazando los momentos en los que se la narra a su hijo con los propios flashbacks. Esto nos permite no solo conocer el horror por el que pasaron Vladek, su familia y sus amigos, si no también las consecuencias que esto ha tenido en su personalidad y forma de ver la vida. De hecho, el carácter de nuestro protagonista puede chocaros bastante si sois de los que, como yo, tenemos la creencia de que pasar por algo así te hace ser una persona de perfil bajo. ¡Cuánto me equivocaba! Esto no significa que Vladek sea malo, es más, a medida que vamos leyendo la novela vamos entendiéndolo e intuyendo las razones por las que es así, y me da la impresión de que es el mismo proceso por el que pasó su hijo a medida que le escuchaba narrar su historia para crear este maravilloso libro.

Vladek es más amable y empático en su juventud e incluso durante el holocausto que en su vejez, que es cuando su hijo le pide que le cuente todo lo que los alemanes les hicieron pasar a los judíos. Puede parecer que es por las necesidades y sufrimiento que ha pasado pero acabas dándote cuenta de que no es más que la manifestación externa de un sentimiento de culpa muy enquistado, y esto no le permite ser feliz ni disfrutar de la vida aunque hayan pasado décadas. Puede parecer hasta que busca la desgracia y nimiedades de las que quejarse, si no, no está “contento”. Pero todo tiene una razón de ser: tuvo la suerte de sobrevivir y de que incluso en determinados momentos  disfrutase de privilegios por su oficio o su conocimiento del inglés, mientras que veía como otros morían de hambre, atacados por perros o en las cámaras de gas. Esto no quiere decir que pasase por esos años sin penas, ya que parte de las personas que perecieron bajo el mandato nazi eran amigos y familia, e incluso él pudo en varios momentos morir, pero no lo hizo y ha tenido años para pensar e ir incrustando el dolor y la culpabilidad del superviviente en su corazón.

También nos encontramos al otro protagonista de la novela y autor de esta. El hijo que quiere contar la historia de su valiente padre pero que no entiende por qué una persona que ha pasado por eso puede ser a veces tan desagradable. Pero, a medida que escucha a Vladek contar las cosas que tenía que hacer para evitar a la muerte y los maltratos físicos y psicológicos, él también heredará esa culpabilidad por por estar vivo en lugar de su hermano y por no haber vivido aquello tan horrible que tanta gente cercana a él sufrió. A pesar de pelearse tanto y de esa falta de entendimiento que parece caracterizar su relación, están más unidos de lo que hasta ellos mismos creen.

La novela no cuenta nada especialmente nuevo de esta época negra de la historia del mundo, lo que la hace especial es la relación entre padre e hijo y la visibilidad de las consecuencias del sufrimiento en la personalidad de aquellas personas que lo han vivido en propia piel. La historia no se queda en la liberación de los prisioneros, si no que nos permite conocer a través de una persona concreta cómo se vive con el dolor de la pérdida y del miedo a cerrar los ojos y revivir todo lo pasado.

La especial caracterización de los personajes distinguiendo entre ratones-judíos, gatos-alemanes, cerdos-polacos…solo le imprime más crudeza a la historia, al igual que el estilo de viñeta exclusivamente en blanco y negro.

2017-03-05-11-31-08

Una novela que aúna la novela gráfica con la novela histórica de forma magistral. Muy recomendada.

Mi valoración:

Reinas Malditas – Cristina Morató

  • 21797780Editorial Plaza y Janés
  • Género: biografías históricas
  • Publicado en 2014
  • 560 páginas

Las apasionantes vidas de seis reinas y emperatrices marcadas por la tragedia que no pudieron elegir su destino. El lado más humano y menos conocido de la Emperatriz Sissi, Maria Antonieta, Cristina de Suecia, Eugenia de Montijo, Victoria de Inglaterra y Alejandra Romanov.

Excéntricas, caprichosas, rebeldes, ambiciosas… Más allá de un mundo de privilegios, riqueza y poder, todas fueron mujeres de carne y hueso obligadas a llevar sobre sus hombros la pesada carga de un imperio.

Siguiendo la línea de Divas Rebeldes, de la que podéis encontrar la reseña aquí, se nos presenta la vida de seis mueres, sus luces y sus sombras, con el punto en común de tener bastante más de lo segundo que de lo primero. La mayoría de ellas de alta cuna pero no preparadas para reinar. Algunas se hundieron bajo el peso de la corona, otras levantaron la cabeza y demostraron al mundo que la capacidad para ser un gran gobernante  no va en el género (entendiendo esto como la representación de un poder de gobierno, social y económico absoluto, aunque hicieron algunas cosas más que cuestionables bajo nuestra perspectiva actual). Pero incluso estas cayeron en ocasiones bajo el peso de las desgracias familiares y la presión popular, refugiándose unas en la frivolidad y otras en el enclaustramiento voluntario en alguno de sus palacios.

El final de alguna, como Maria Antonieta, es ampliamente conocido, pero el valor de este libro está en lo que no sabemos de ellas, esos detalles que se omiten en los libros de historia de colegios e institutos e incluso en las películas que retratan sus vidas.

Su peculiar manera de querer no solo a su pareja, sino también a sus hijos llega como mínimo a sorprender, al igual que conocer bajo qué valores morales vivían y tomaban decisiones, como el hecho de estar en contra del voto femenino.

También se descubre, si no lo sabes aún (como me pasaba a mí), por ejemplo, qué relación unía a Eugenia de Montijo con la reina Victoria de Inglaterra, y a esta con Alejandra Romanov; aunque para esto puede que te haga falta hacer un croquis para no perderte mucho en la complicada genealogía de la monarquía europea de los siglos XVIII y XIX, en la que los primos se casaban entre ellos para formar alianzas entre países provocando que tu hermana acabe siendo la esposa del sobrino de tu marido.

El único aspecto que no me ha gustado tanto son algunos saltos temporales que hace la autora adelantando algún acontecimiento importante porque lo he sentido como una especia de spoiler y en ocasiones puede hacer que te pierdas un poco en la cronología de la historia.

Quizá no es un libro para un público general, de hecho yo se lo recomendaría sobre todo a personas que les guste leer sobre historia pura, aunque la vida de estas señoras parezca más bien una novela de ficción. Así que si te gusta leer este tipo de biografías o al menos os pica la curiosidad, esta novela en concreto, y en general las de Cristina Morató, son un buen punto de partida. Yo desde luego seguiré descubriendo a la autora, y espero tardar menos que la última vez en hacerme con el siguiente porque tienen muy buena pinta.

La historia forma parte de lo que somos, de donde estamos, de lo que creemos; y conocerla nos permite tener espíritu crítico ante lo que vivimos, porque las cosas tal y como están ahora no llegaron un día porque sí, todo tiene un contexto. Y no nos podemos olvidar que un día nosotros, este momento, también será historia.

Recomendación extra: ver las fotos de cada una de ellas al finalizar cada historia para ponerles cara y asociarlo a lo que acabas de leer, en lugar de dejarlo todo para cuando acabes el libro, ya que las fotos están al final del libro.

Mi valoración:

 

Cristina Morató                                                           http://www.cristinamorato.com/

Cristina Morató, periodista, reportera, escritora y directora de programas de televisión española, nació en Barcelona en 1961, donde estudió periodismo en la Universidad de Ciencias de la Información de Bellaterra.

Lleva dos décadas recorriendo el mundo con su cámara fotográfica, especialmente América Latina, África y Asia. Ha visitado más de cuarenta países, en los que ha realizado extensos reportajes culturales y antropológicos. Es Miembro Fundador y Vicepresidenta de la Sociedad Geográfica Española. También es miembro de la prestigiosa Royal Geographical Society de Londres. En el 2000 decidió dejar definitivamente la dirección de programas de televisión y dedicarse a viajar y a escribir libros sobre las grandes exploradoras del pasado olvidadas por la Historia.
Hasta el momento ha publicado, con gran éxito de crítica y lectores, los siguientes libros sobre las viajeras del pasado: Viajeras intrépidas y aventureras (2001), Las Reinas de África (2003), Las Damas de Oriente, grandes viajeras por los países árabes (2006) y Cautiva en Arabia (2009), una apasionante biografía sobre una aventurera y espía vasco-francesa que en los años treinta vivió en Siria y trató de llegar a La Meca.

Guerra y Paz – Leon Tolstoi

2016-07-13 12.36.06Ficha técnica:

  • Editorial: EDAF
  • Edición de 1972
  • 1299 páginas
  • Formato: papel

“Mientras la aristocracia de Moscú y San Petersburgo mantiene una vida opulenta, pero ajena a todo aquello que acontece fuera de su reducido ámbito, las tropas napoleónicas, que con su triunfo en Austerlizt dominan Europa, se disponen a conquistar Rusia”

Cuando me planteé contar mi opinión sobre esta obra en el blog pensé lo mismo que cuando empecé a leerla: ¿dónde me estoy metiendo?. Por eso quiero que el que lea esta entrada entienda que es la humilde opinión de una gran aficionada a la lectura, solo eso. 

En primer lugar tengo que decir que es una gran obra en tamaño y no dudo que también a nivel literario, pero se me hizo bastante pesada.

El autor conoce tan bien la mecánica de la guerra que en cada batalla te detalla cada movimiento de ambos ejércitos con mucha precisión; pero a mi esa parte es la que más me aburría y con un resumen de la contienda en cuestión me bastaba, sin embargo se explaya capítulos y capítulos. Lo bueno es que acabas conociendo bastante bien el conflicto (desde la perspectiva de un escritor ruso, claro) sobre todo gracias a los capítulos que reserva de vez en cuando a reflexionar sobre lo que ocurría realmente en uno y otro bando y lo que los historiadores han querido transmitir de manera parcial. De estas partes disfrutaba mucho más que de las anteriores.

Por otro lado están la sociedad de Moscú y la de San Petersburgo y su manera de ver la guerra y de sufrirla. En esta parte es dónde yo me comía las páginas para saber más sobre los personajes, sin embargo no he llegado a tener empatía con ninguno. Me daba la impresión de que todos tenían múltiples personalidades y cuando creía que empezaba a entender a alguno, cambiaba casi radicalmente, así que solo acabé asimilando algunos matices de cada uno. Al igual que las relaciones que se crean entre ellos son contadas, a mi parecer, superficialmente. Sin embargo, esta es la parte que más he disfrutado.

 1409675705_0

 

Y no puedo dejar de mencionar, aunque esto no es una culpa  del autor, el lío de nombres rusos y no rusos. Son díficiles de leer, aunque una lea para sí misma, y de recordar, y Tolstoi no nos facilita las cosas mencionando a los personajes en un momento por su nombre de pila, en otro por su apellido y en otro por su título de conde, príncipe, etc. 


Ya para terminar, para mí hay demasiada guerra y aunque, siendo objetiva, hay que tener en cuenta que es un libro escrito en 1869 y que el estilo de redacción, su género y el tema que aborda serían de mayor interés que ahora para el lector habitual. Estos ingredientes sumados a la magnitud de la obra es lo que creo que le han hecho alcanzar el reconocimiento que tiene en nuestros días, reconocimiento con el que estoy de acuerdo. Pero si alguien de mi generación y cercanas y con mis características a nivel de gustos literarios me pregunta “¿me lo recomiendas?”, le tendría que contestar: “si es algo que te has propuesto hacer antes de morir como yo, adelante, intenta disfrutar lo máximo posible, pero si no es así, no es un libro para leer por leer”.

Espero que hayáis entendido mi punto de vista y las razones de mis “críticas” y sobretodo que no soy historiadora ni estudio la literatura rusa ni de ninguna nacionalidad por lo que me pueden faltar recursos para juzgar justamente. Soy una lectora común y joven, y a pesar de lo escrito aquí, seguiré probando clásicos.

Mi valoración: