El Talmud de Viena – G.H. Guarch

  • Editorial Almuzara (ficha del libro aquí)8E67C16F-7237-496E-B86C-6A620863C895
  • Publicado en 2014
  • Género: novela histórica
  • Autoconclusivo
  • 796 páginas
  • Otros títulos del autor: Shalom Sefarad, En el Nombre De Dios, El Testamento Armenio.

Una novela que nos sumerge en la historia de la Europa Central del siglo XX, la ciudad de Viena y el largo peregrinaje del pueblo judío a través de una saga familiar en pos de un sueño: alcanzar la Tierra Prometida.

Esther, hija de una familia de orígenes judíos, nace el mismo día en que se firma el Tratado de Versalles, que pone fin a la devastadora Primera Guerra Mundial. Su padre, el doctor Paul Dukas, obsesionado con su ascenso personal y profesional, y convertido al cristianismo, descubrirá muy pronto que el pasado judío de un hombre no se perdona fácilmente.
La historia de Esther, así como la de los Goldman —portadores del Talmud de Viena— o la de los mellizos Gessner —que ven en el auge del partido nazi un instrumento idóneo para medrar—, es el hilo conductor de esta apasionante novela que muestra los avatares del pueblo judío en un periodo crucial del siglo XX: desde la promesa, finalmente frustrada, de los felices años veinte, al ascenso al poder de Adolf Hitler y el posterior conflicto que asoló Europa.

Ya es ampliamente conocido para quien sigue este blog que la novela histórica es uno de mis género literarios favoritos por lo que normalmente este tipo de libros parten de una base positiva cuando yo los leo; sin embargo, aunque sean lecturas con las que disfruto más fácilmente, es también a las que les exijo más en determinados aspectos, como la coherencia y que se note una buena documentación, y El Talmud de Viena lo cumple con creces.

A través de sus numerosas páginas acompañaremos fundamentalmente a tres familias de diferentes orígenes: austriacos y alemanes, judios y arios. Diferencias y similitudes que en ocasiones les harán acercarse, alejarse e incluso enfrentarse. Orígenes que, como veremos, a veces no son tan claros o tan conocidos por ellos mismos.

A través de los relatos de vida de las tres generaciones que vivieron durante esta época de la historia, vemos como se fueron gestando las diferentes posturas de los diferentes bandos, desde los que apoyaban incondicionalmente los ideales del nacional socialismo de Hitler, pasando por los alemanes que prefirieron ignorar lo que estaba pasando con tal de salir del agujero en el que estaban al terminar la Primera Guerra Mundial, judios adinerados y considerados austriacos hasta el momento que no podían creer que acabase ocurriendo lo que ocurrió por la aportación tan grande que hacían al país, espías soviéticos, hasta judios que decidieron abandonar todo y emigrar a la tierra prometida conocida como Israel.

Y es que además de repasar de forma magistral toda esta época desde el Tratado de Versalles e inicio de la ascensión al poder de Hitler hasta el final de la Segunda Guerra Mundial y caída en desgracia del nazismo, también se aborda la creación de este nuevo estado de Israel, algo que se agradece ya que en otros libros de esta temática no se hace, centrándose casi exclusivamente en lo que ocurría en la zona alemana, austriaca, polaca…

“Si me hablan de esta nueva ley en estudio, les rogaría que pensaran en la ultima guerra. Aquellos campos de batalla en los que miles de jóvenes soldados alemanes quedaron tendidos victimas de la guerra por falta de armas o municiones, en definitiva por falta de recursos. ¿Cómo podríamos comparar esas preciosas vidas con las que existen en los centros para deficientes mentales? […] ¡Ustedes son medicos!¡Saben que hay vidas en las que ya no merece la pena gastar un tiempo y unos recursos que podrían salvar otras!¡Vidas indignas de vivir!”

Estas familias que nos guían a través de los años y de los diferentes sucesos irán entrelazándose de maneras a veces más realistas y otras tan fortuitas que podrían resultar poco creíbles al estilo telenovela, pero que la pluma del autor convierte en relaciones que se agradecen y que hasta resultan necesarias para el desarrollo de una trama que aborda tantos pensamientos y situaciones diferentes. Estos personajes principales, al ser numerosos, pueden al principio resultarnos confusos, pero a medida que van siendo construídos con la profundidad con la que se hace aquí acaban siendo bastante reales.

Evidentemente, tratándose de esta parte oscura y vergonzosa de la historia universal nos encontramos escenas durísimas. Tan duras que, aunque es una obra en la que se pasa por los momentos que más carga emocional podrían tener de manera más bien fría (este es el único punto negativo que podría apuntar), hay momentos en los que es inevitable cerrar el libro y esperar hasta que te recuperas del dolor.

“¿Formalmente? -El desconocido parecía asombrado de su ingenuidad-. Aquí esa palabra no significa nada. Ni tampoco conceptos como derecho, ley, culpable o inocente…la unica verdad es que lo han traido aquí. Eso es lo que importa. Es como la vida. Uno está vivo hasta que se muere, y deja de ser. Aquí usted ha dejado de ser”

Es una novela extensa e intensa en la que no paran de ocurrir cosas trascendentales para el desarrollo de la historia concentrada en estos personajes. Una novela que los amantes del género amarán por su calidad, su profundidad y a la vez amplitud de subtramas y por su buen ritmo.

Mi valoración:

Gracias a  la Editorial Almuzara por el ejemplar

Anuncios

La Pareja de al Lado – Shari Lapena

  • Editorial Suma de Letras401B0468-FE57-4CE6-9787-B2D70541CF3E
  • Publicado en 2016 / Edición de 2017
  • Género: novela negra
  • Autoconclusivo
  • 392 páginas

La vecina nos ha invitado a una pequeña fiesta en su casa pero prefiere que mi hija de seis meses no vaya. Nada personal, es solo que no soporta la idea de que llore. Y mi marido está de acuerdo. Después de todo, dice, es la casa de al lado. El plan que me propone es que nos llevemos el monitor infantil y nos turnemos para ir a verla cada media hora.
La niña duerme la última vez que voy a verla. Pero ahora la casa me parece excesivamente tranquila, así que subo tan rápido como puedo las escaleras hasta que confirmo que mi peor pesadilla se ha hecho realidad: ¡mi hija ha desaparecido! Nunca hasta hoy había tenido que llamar a la policía. Pero ahora están en mi casa y quién sabe lo que pueden llegar a encontrar.
¿De que eres capaz cuando has sobrepasado tus límites? ¿De verdad conoces a tus vecinos? ¿Y a tu marido? ¿Y a ti misma? Las personas somos capaces de casi cualquier cosa.

Es la primera vez que al terminar un libro tengo una opinión tan distinta a la general, que siempre he leído y escuchado muy positiva. No se trata, como en otras ocasiones, de una decepción por las altas expectativas que tenía, si no que creo sinceramente que el libro es malo en casi todos los sentidos. Sí, esta va a ser una reseña un poco hater.

En primer lugar el argumento es de película de tarde de fin de semana, es decir, para echarse la siesta. Sin embargo, decidí leerlo por las buenas opiniones que veía en redes sociales que daban a entender que había más mucho más bueno detrás y porque me encanta el género, pero no siempre se puede acertar. Sí hay más cosas que acompañan a la premisa, pero ni son originales ni están bien desarrolladas.

Con esto me refiero a las partes ocultas de la personalidad de los personajes, que ni hacen que sientas empatía con ellos ni se nos presentan poco a poco, dándole misterio a la historia como cabría esperar en una novela de este tipo. Solo la historia personal de la madre de la niña desaparecida podría haber sido interesante, pero no se explora ni bien ni suficiente, así que al final parece más relleno que algo que complemente.

 Con el resto de personajes es más de lo mismo, ninguno se ha ganado mi simpatía, son planos, superficiales y previsibles. Nos encontramos un padre cobarde, desleal, egoísta y que se deja llevar por la inseguridad y la envidia por su suegro, típico hombre adinerado, orgulloso, con demasiados aires de superioridad que le hacen recordarle a todo el mundo en todo momento que tiene el poder, acompañado por una esposa que no se nos da casi a conocer y que no tiene casi ninguna relevancia. Los vecinos son la representación de la frivolidad, una pareja formada por una mujer tan atractiva como odiosa y un marido falto de personalidad (no me gusta nada cuando un autor recurre a estos clichés sexistas, no son necesarios). Y por último, un inspector de policía que va resolviendo el caso casi sin esfuerzo ni dificultades.

El desarrollo acompaña a estos personajes, siendo previsible y sin causar casi tensión, hasta el punto de que era tan obvio lo que iba a pasar que acabé pensando que la autora lo hizo a propósito y su objetivo era otro, que yo evidentemente no he entendido. La narración es precipitada y repetitiva al abordar la forma de sentir y pensar de los protagonistas, incluso los momentos más emotivos se pasan con una sensación de ni frío ni calor.

Quizá después de esta reseña tan “dura” os sorprenda la valoración, pero yo siempre intento valorar objetiva y subjetivamente, y en este último caso he de decir que, a pesar de todo, me ha entretenido, aunque esto no es ningún mérito porque me ocurre con casi cualquier novela del género. Si os ocurre como a mí o no habéis leído mucha novela negra (y por lo tanto no os resultará tan previsible el desenlace) y  tenéis el libro puede que os pase como al resto de lectores y os guste, lo que sí es cierto es que se lee muy rápido.

Mi valoración:

 

Retorno a Roma – Alicia Padrón

  • Editorial Caudal / Sello Altera (ficha de la editorial aquí)36284879
  • Publicado en septiembre, 2017
  • Género: ficción histórica / ciencia ficción / romántica
  • Autoconclusivo
  • 493 páginas

Julia es una joven profesora universitaria cuya vida atraviesa una fase autodestructiva. En un momento decisivo acepta un trabajo extremadamente peligroso que la llevará hasta destinos sorprendentes y determinará que su vida se cruce con la de quien, desde el pasado, marca su existencia. El encuentro entre dos personajes tan opuestos, con un magnicidio como trasfondo, tendrá consecuencias imprevisibles en el destino de Julia y, tal vez, en el de toda la humanidad.
Un viaje formidable, a ritmo trepidante, hasta la Roma clásica, donde viviremos los acontecimientos que marcaron el curso de la historia hasta ser sus verdaderos protagonistas.

Este mes de septiembre se alinearon los planetas y, mientras que la semana pasada os presentaba un libro sobre mitología griega, en esta ocasión es el turno de otro sobre una civilización igual de importante y antigua: la romana. Aunque en este caso también se trata la mitología como algo inherente a ella, los acontecimientos que se narran y, aún tratándose de una ficción, están basados en sucesos y costumbres reales.

Al inicio de la novela nos encontramos con una protagonista, Julia, que después de una ruptura no le encuentra sentido a su vida hasta que sus grandes conocimientos históricos y del latín le abren las puertas a un trabajo tan importante como peligroso: viajar en el tiempo a la época de Julio César. Pero ella no se conformará con ver el final de este gran personaje desde la lejanía sino que se acercará a él y le propondrá un trato, casarse con ella a cambio de mostrarle los avances que ha logrado el ser humano dos mil años después de su tiempo. Julio, como hombre inteligente, curioso y en muchos aspectos adelantado a su época, no se puede resistir y acepta. A partir de aquí nos embarcamos en una historia que alterna entre los momentos en que él le enseña cómo era realmente el imperio romano (a la vez que nos lo enseña al lector también) y en los que ella le muestra cómo es el planeta tierra gracias a un ordenador, cómo funciona el cuerpo humano, cómo volamos gracias a aviones, etc. Todo ello mientras Julia, a espaldas de Julio, investiga cómo se preparó la tan famosa conspiración del Senado Romano para acabar con él.

A pesar de que el tema de los viajes en el tiempo tiene grandes lagunas por mucho que a lo largo del libro se note el intento de justificar el hecho de que la presencia de Julia en el pasado no altere el futuro, si lo aceptamos tal y como nos lo ofrecen en esta novela y lo vemos como un elemento necesario para el desarrollo de la trama, resulta muy interesante ver el conflicto interno de ella al tratar de no hacer nada que pueda hacer desaparecer el mundo tal y como lo conoce y la desconfianza de él por no recibir información sobre su vida más allá de 4 meses. Obviamente, la relación de la protagonista con otros personajes como las vírgenes vestales o algunos familiares se va estrechando, incluido Julio, siendo representado este con la personalidad con la que ha llegado a nuestros días, haciendo la historia, dentro de los límites de la lógica, creíble. Algo curioso ya que en el personaje que había más libertad para crear, Julia, no ocurre tanto lo mismo al pretender hacerla perfecta, inteligente, resolutiva, sociable…casi hasta el final del libro no comete errores a pesar de que en las circunstancias en las que está cada paso que da puede ser uno.

Aunque el desenlace de la vida de Julio César es ampliamente conocido, esta novela nos sorprenderá. El hecho de que sea para bien o para mal depende de cada lector. Yo hubiese preferido unas últimas cincuentas páginas dirigidas hacia otro destino, pero es cuestión de gustos. Al contrario que pasa con las numerosas (e incluso a veces repetidas) citas de personajes de la época repartidas por todo el libro, resultan demasiadas.

Es un dato objetivo y evidente que la autora tiene un conocimiento sobre el Imperio Romano excepcional y que lo ha sabido transferir a una novela que los amantes del género disfrutarán mucho, sin pecar en demasía, como ocurre en otros casos, de darnos lecciones de historia alejándose de la trama.

Mi valoración:

 

Gracias a la Editorial Altera por el ejemplar.

Alyssa y el Medallón de los Recuerdos – Leyla Noemí Miras Pineda

  • Editorial Círculo Rojo (ficha en la web de la editorial aquí)IMG_0393
  • Publicado en Julio, 2017
  • Género: fantasía contemporánea / mitología
  • Saga Alyssa
  • 218 páginas

“La vida siguió su curso, la sociedad evolucionó, los dioses fueron olvidados y cada vez nos parecía más improbable que nadie intentara hacerse con la llama sagrada, así que la trasladamos a un lugar seguro, que sellamos con un poderoso conjuro, y creamos un «mapa» que dividimos en cuatro partes, para ser más exactos, en cuatro medallones”. Desde siempre, Alyssa y Helena habían vivido en un orfanato, hasta que un día apareció una pareja dispuesta a adoptarlas. ¿Será este el inicio de su sueño de tener una familia? ¿O tal vez el de su peor pesadilla? Y, sobre todo, ¿por qué sienten que las están vigilando?

En esta ocasión volvemos a encontrarnos con un inicio de saga del que la publicación de sus siguientes partes es todo un misterio, pero que a mi me encantaría leer. Ha sido toda una sorpresa lo que me he encontrado en este libro de fantasía, que era el único dato que se podía entrever por su sinopsis, al permitirme adentrarme en un mundo bastante desconocido para mí como es la mitología griega.

Alyssa y Helena son dos chicas criadas en un orfanato cuyo vínculo va mucho más allá de la amistad, por lo que cuando se presenta una pareja con la intención de adoptarlas a ambas, su deseo de ser hermanas se convierte en una realidad. Lo que no tardarán mucho en descubrir es que sus nuevos padres buscan algo que una de ellas posee y que significará que es mucho más mayor e importante de lo que cree. Los acontecimientos se desencadenan cuando aparece en escena un joven misterioso que ataca la casa en la que viven los cuatro obligando a la pareja a llevarse a una de las hermanas mientras que la otra se queda bajo la supervisión de este…pero ¿cuál de las dos es la que guarda en su cabeza la clave? ¿cual es la historia real de estos personajes?

Todo esto y el camino hacia lo que cada uno considera su objetivo lo iremos descubriendo a lo largo de la narración gracias sobre todo a lo que el joven le cuenta a la muchacha sobre los guardianes de la llama sagrada que protege la existencia humana y a los flashbacks que se suceden a lo largo de todo el libro y que, a la vez que nos explica cosas, nos abre misterios nuevos, siempre deseando conocer más y más de todo este mundo. Zeus, Prometeo, Hércules, pájaros fenix, águilas mitológicas…todo muy bien hilado y argumentado sirviendo así de base argumental perfecta, al menos para una ignorante del tema como yo, junto con una narración sencilla y rápida que hace que te lo puedas leer en dos ratos (quizá demasiado sencilla para amantes de la fantasía épica).

Aunque ya he dicho bastantes a lo largo de diferentes reseñas, el género histórico es uno de mis favoritos pero no me refería precisamente a este tipo ni época, sin embargo, la forma de traer la mitología griega a nuestro tiempo me ha resultado muy original e interesante. Definitivamente me he quedado con ganas de más, espero que la autora consiga publicar la siguiente o siguientes partes y que sea pronto.

Mi valoración:

Gracias a la editorial Círculo Rojo por el ejemplar.

Damian Miller, Facción de Turbios – Alberto Aranda

  • IMG_0392Editorial DEFRAN (ficha del libro aquí)
  • Publicado en mayo, 2016
  • Género: misterio / negra
  • Autoconclusivo
  • 303 páginas

La ciudad más aterradora de Europa en el XIX, Londres, esconde el asesinato cuyo misterio intriga por igual a nobleza y servidumbre. Conseguirá Damian Miller, aspirante a Scotlan yard, esclarecer un nudo de engaños, sospechas, infidelidades, cadáveres, desapariciones y mentiras?

En alguna de mis anteriores reseñas ya comenté que cuando el escenario de un libro es Londres en el siglo XIX y principios del XX siento que necesito leerlo y sumergirme en en él, por ello cuando me propusieron reseñarlo ni me lo pensé. ¿Una novela de asesinatos y acontecimientos oscuros con personajes de la aristocracia inglesa y sus sirvientes? Tenía que estar muy mal escrito para que no me gustase, y obviando los errores de corrección (a ver si de una vez determinadas editoriales se dan cuenta de la importancia de esto), este afortunadamente no ha sido el caso.

Nos encontramos a un aspirante a detective de Scotland Yard, Damien (porque aunque el libro se llame Damian a lo largo de las páginas siempre se refieren a él como Damien, increíble pero cierto), obsesionado con desentrañar el misterio que envuelve a la familia Hamilton: una hija desaparecida, una criada asesinada, un marido acusado de ser el responsable y su mujer encerrada en un psiquiátrico. Y todo su interés no hará más que aumentar cuando a la antigua casa de la familia se traslade un matrimonio con negocios comunes con los Hamilton, los Whinsley, y que mantendrán a los dos sirvientes que ya trabajaban para los anteriores inquilinos. Sirvientes directamente relacionados con los terribles acontecimientos por complicidad directa o indirecta.

Los acontecimientos se desencadenan cuando, en una fiesta organizada por la marquesa de Whinsley, mueren asesinadas diferentes personalidades sin saber exactamente quién es el ejecutor. La dificultad no es averiguar quién podría haberlo hecho, ya que todos los supervivientes parecen tener motivos, si no diferenciar quién realmente tuvo la oportunidad de hacerlo sin ser visto.

Después de esta introducción nos encontraremos con los múltiples interrogatorios, la formulación de hipótesis por parte de unos, la búsqueda de libertad por parte de otros, y un desenlace sorprendente, que en este caso no es averiguar quién es el culpable, sino conocer sus motivaciones, su forma de pensar y cómo planea intentar librarse de todo.

Una novela moderna con toques de Agatha Christie (salvando las distancias), con un estilo directo en sus especulaciones, entretenida, con escenas amenas, y con personajes, que si bien están construídos superficialmente al nivel de este tipo de novelas cortas de asesinatos, resultan muy interesantes y hasta en algunos momentos, divertidos.

Mi valoración:

 

Gracias a la editorial por el ejemplar.

Kokoro – Natsume Soseki

  • Editorial Gredos
  • Publicado en 1914 / Edición de 2009IMG_0212
  • Género: ficción clásica japonesa
  • Autoconclusivo
  • 327 páginas

Kokoro, la obra maestra de Soseki, es la recreación penetrante y desgarradora de la complejidad moral existente en las relaciones humanas donde hay tanto que queda sin decirse, incluso en los ámbitos más íntimos. En este sentido, los silencios de la obra, más elocuentes que las palabras, y las alusiones indirectas, sirven de puente al corazón de las cosas y de las personas. Un corazón observado tanto desde la especial perspectiva de la cultura japonesa, como desde la condición humana en general.

Siempre he defendido que la crítica hacia una novela tiene que tener en cuenta el conexto espacial y temporal en el que fue escrito, incluyendo de esta manera la situación política y social tanto del autor como del momento en el que se desarrolla la trama. Pues bien, en este libro esto cobra especial importancia, ya que el final del siglo XIX fue para Japón una época de cambios trascendentales, de apertura al resto del mundo, en la que existían grandes conflictos generacionales entre la persona criada en la cultura clásica japonesa y la nacida en un mundo que le anima a expresarse y a ser práctico.

Todo este contexto del autor y de la obra está perfectamente explicado en el prólogo de la edición que yo he leído y que recomiendo, ya que es un valor muy positivo que ayuda a entender mucho más tanto a los personajes. Eso sí, hay una parte centrada en el análisis de la novela en sí misma que recomiendo leer al terminar de leerla, ya que nos enteraremos de situaciones importantes e inesperados, eliminando así el factor sorpresa. Es cierto que los giros argumentales no constituyen su valor, pero estoy segura que la hubiese disfrutado incluso más si no hubiese sabido algunas de las cosas antes de lo que el autor decidió.

Esta novela se divide en tres partes con capítulos muy cortos bien diferenciadas. En la primera conocemos a un chico originario de la clase media alta rural japonesa que estudia en Tokio y que un día se encuentra a un señor al que encuentra muy diferente del resto de ciudadanos que le rodean. A partir de entonces su objetivo será conocerle hasta el punto de ser un habitual en su casa, pero este conocimiento será muy profundo, por lo que significará para él, y a la vez muy superficial, ya que Sensei (maestro) siempre habla con verdades veladas, sentencia sin explicar, se muestra y se esconde tras un halo de misterio…siendo así hasta para su esposa y acompañante casi exclusiva de vida. Así pasan el tiempo entre conversaciones y paseos hasta que nuestro narrador tiene que volver a casa debido a la enfermedad de su padre, empezando así la segunda parte de la novela, mucho más corta que las otras dos. Además de conocer a su familia y parte de la idiosincrasia de las familias japonesas de la época en general veremos su frustración por el sentimiento de lejanía respecto del que él considera su maestro en la vida.

Y por fin llega el que yo considero gran valor de la novela, su tercera parte en forma de carta de Sensei al muchacho que le venera. En ella le contará la historia de su vida incluidas las razones por las que un hombre lleno de vida como él se convirtió un día en el ermitaño que ahora conoce. Pero no solo se nos desvelará sus secretos sino que también podremos ver la comparativa de valores tan característica entre el maestro en su juventud y el aprendiz, comentada al principio de la reseña y que le da mucho más sentido a la necesidad de esa primera parte más lenta y pasiva.

Es una muy buena opción para iniciarse en la literatura clásica japonesa. Al menos yo lo he hecho así y estoy bastante contenta, deseando adentrarme más en ella.

Mi valoración:

 

El Crimen del Ganador – Marie Rutkoski

  • Editorial Plataforma Neo29618042
  • Publicado en 2015 / Edición de 2016
  • Género: fantasía / romance
  • Trilogía The Winner´s Trilogy: La Maldición del Ganador / El Crimen del Ganador / El Beso del Ganador
  • 390 páginas

SI NO HAS LEÍDO LA MALDICIÓN DEL GANADOR (reseña aquí), NO LEAS ESTA RESEÑA, PUEDE HABER SPOILERS

La boda de un miembro de la realeza es el sueño de muchas chicas. Implica una celebración tras otra: bailes, fuegos artificiales y diversión hasta el amanecer. Pero para Kestrel significa vivir en una jaula en la que ella misma se ha metido.
A medida que se aproxima la fecha de la boda, anhela contarle a Arin la verdad sobre su compromiso: que accedió a casarse con el príncipe heredero para que él pudiera ser libre. Pero ¿puede confiar en él? ¿Acaso puede confiar en sí misma?
Kestrel está convirtiéndose en una maestra del engaño. Ha empezado a hacer de espía en la corte. Si la descubren, su país la considerará una traidora. Sin embargo, debe encontrar el modo de cambiar su despiadado mundo… y, en el proceso, está a punto de descubrir un espeluznante secreto.

He tardado bastante en animarme a leer la segunda parte de esta trilogía porque, aunque me gustó bastante la primera, está muy centrada en el romance entre los protagonistas y no me ha apetecido leer algo así durante un tiempo. Pero no podía pasar más tiempo sin saber qué pasaba en este nuevo mundo creado por Rutkoski, en parte porque se me iba a olvidar lo que había leído.

En esta segunda parte nos encontramos con una Krestel y un Arin más separados e incluso enfrentados que nunca. Antes no se fiaban el uno del otro y ahora creen tener razones de sobra para desconfiar. Por un lado Arin ve en Krestel a la niña rica a la que al final le ha seducido el poder y que va a casarse con el heredero del imperio para controlar sus dominios a través de él; mientras que Krestel ve en Arin a una persona que arriesgaría todo, sin importar las consecuencias, con tal de liberar a Herrán del yugo valoriano. Pero la realidad es muy distinta, Krestel repudia la imagen que tiene que sostener y hará todo lo posible para ayudar a Herrán a sobrevivir, sin que se enteren ni Arin ni su suegro. Esta es la trama principal que se desarrolla en este libro, por lo que es cierto que no pasan muchas cosas: algunos encuentros  tensos entre ellos, la aparición del padre de Krestel en escena, las amenazas veladas del emperador, la búsqueda de aliados por parte de Arin…y aún así he acabado el libro en tres ratos. Y es que aunque a primera vista no se note, hay elementos muy interesantes en esta parte que estaban ausentes en la anterior.

Para mí ha sido un valor que ha sumado a la historia las apariciones del heredero al trono, un hombre menospreciado por su propio padre, que se sabe herramienta al servicio de la expansión imperial, pero que es más que la carcasa humana que ven los demás. Hubiese sido fácil poner a un personaje odioso como prometido de Krestel, pero esta versión es mucho más interesante por lo que puede desarrollarse en la última parte de la novela, cosa que espero que haga. El embajador herraní también ha sido toda una sorpresa, sale poco pero cuando sale llena las páginas de sabiduría, una sabiduría que quizá no posean nuestros protagonistas. Y junto con un país nuevo que se introduce a mitad del libro también conoceremos a otros dos personajes que no le pondrán las cosas nada fácil a Arin.

Es cierto que no es un libro de acción, pero nos introduce unos personajes y escenarios que al confluir en la tercera parte pueden darnos todo y más de lo que echamos de menos en esta. Y si le faltaba algún punto para que nos decidamos a acabar la trilogía, nos ofrece un final de infarto. Puedo asegurar que no voy a tardar tanto en hacerme con el tercer libro después de leer las últimas cincuenta páginas de este.

Mi valoración:

Estatuas en la Oscuridad – Vicente de Haro Morales

  • Editorial Círculo Rojo
  • estatuas-en-laPublicado en junio 2017
  • Género: fantasía
  • Autoconclusivo
  • 238 páginas
  • Ilustraciones de María del Mar Jordán

¿Qué se esconde a la sombra del corazón?

Cada madrugada millones de personas viajan a un lugar al que el mundo racional da la espalda. Un lugar del que solo se regresa con unos pocos fragmentos de recuerdos inconclusos. ¿Pero y si lo que allí ocurre es más real de lo que nos quieren hacer creer?

Durante una noche de tormenta, la etérea línea que separa ambos mundos se quebró, llevándose consigo todo cuanto la oscura tempestad consiguió alcanzar. Incluido… a mí.
Estatuas en la Oscuridad narra la historia de una noche de pesadilla en la que el propio autor se muestra protagonista. Un viaje a una realidad alternativa teñida de sombras donde fantasía y realidad son sinónimos entre ellas. Descubre un siniestro mundo habitado por cuatro tenebrosos jueces dispuestos a recorrer los más olvidados pasillos del alma humana. Fantasmas tallados en piedra en cuyas manos está decidir si el destino del acusado es regresar al mundo real, o por el contrario, sentenciar sobre él un abandono perpetuo en el silencio de la más abrumadora oscuridad.

Este ha resultado ser un libro muy diferente de lo que me esperaba en muchos sentidos: calidad, trama, tipo de narración…sorprendiéndome generalmente para bien.

En primer lugar, decidí solicitar este libro a la editorial por la sinopsis, ya que esta y la portada son los únicos datos que podía tener al tratarse de un autor novel. En ella nos presentan una noche en la que los sueños y la realidad se mezclan, por lo que se podía deducir que iba a leer fantasía, y así fue, pero una muy diferente a la que estoy acostumbrada. No hay aventuras, batallas, héroes ni heroínas ni magia…bueno, hay todo eso pero muy concentrado en el protagonista y casi único personaje de la obra. Y es que este es un libro introspectivo, el personaje representa al propio autor, y nosotros recorremos un viaje a su interior a través de las páginas.

Nuestro protagonista está pasando por un momento muy difícil de su vida, se puede intuir que han ocurrido varios sucesos en un determinado periodo de tiempo que le han sumido en un profundo estado de melancolía, llegando al punto de dejar de ser él, si es que en algún momento se ha permitido ser él mismo, algo que después de la lectura dudo. Para despejarse decide ir algunas noches por el paseo marítimo a patinar, lo que no se imagina es que ese día el viaje será más largo que nunca.

“Es lo que suelo llamar felicidad alquilada, porque una persona feliz por naturaleza tendrá sus días grises, pero alguien que solo es feliz cuando ve a otro pasarlo peor que él, no lo será por sí mismo jamás”

Después de una especie de tormenta, la magia hace su aparición y nos adentramos en el Santuario (como él lo llama), en el que tendrá que enfrentarse a cuatro criaturas, cuatro pruebas y cuatro enseñanzas. Pero para saber qué le tiene preparado cada una tendréis que leerlo. Yo he disfrutado mucho leyendo cómo el protagonista lucha contra sí mismo, sus sentimientos, su forma de ver el mundo, su pasado y sus miedos. En todas recibiremos lecciones tanto él como los lectores y sobre todo la segunda nos sumergirá en una historia preciosa.

La estructura del libro además hace muy ágil la lectura: una introducción, las cuatro pruebas y una conclusión, que quizá fue la parte más lenta y difícil de comprender, y esto es porque el autor maneja una forma de narración muy poética, que si bien en esta última parte se puede hacer algo pesada y “cursi” (esto ya es una cuestión subjetiva y personal), en el resto del libro es un placer del que se disfruta en cada página.

Para mí el valor de esta novela está precisamente en la pluma del autor y en las enseñanzas, que aunque son cosas que aprendemos a lo largo de nuestra vida sobre todo si ya eres una personal adulta, nunca está de más que nos lo recuerden.

“El latir de un corazón no tiene sentido si su única función es mover la sangre sin motivo […] Vivir es aprender a sentir. A sentir se aprende equivocándose. Aprende a equivocarte. Equivócate sintiendo”.

¡Y cómo olvidar las ilustraciones! Otra de las sorpresas que me llevé al coger por primera vez el libro fue descubrir  que dentro había unas ilustraciones oscuras a la par que preciosas de las cuatro criaturas. Como casi siempre me pasa cuando están bien hechas tengo ganas de arrancarlas y ponerlas en las paredes, pero resistiré y las dejaré donde deben estar, acompañando a esta historia.

Mi valoración:

 

Gracias a la editorial Circulo Rojo por el ejemplar

 

2065 – José Miguel Gallardo Fernandez

35496254

  • Editorial Roca (ficha del libro aquí)
  • Publicado en Julio 2017
  • Género: thriller / ficción
  • Autoconclusivo
  • 355 páginas

Madrid, 2065. El calentamiento global provoca temperaturas altísimas con víctimas por golpes de calor, así como escasez de agua y de fuentes de energía. Un asesor del Ministerio del Cambio Climático, Adrián Salor, recibe la noticia del accidente mortal de su mujer, África, que ha quedado carbonizada en un lugar distinto a donde debía estar.

En el funeral, un extraño con una cicatriz se acerca a Adrián, que se sabe vigilado sin identificar a sus perseguidores ni sus motivos. Va al templo de Debod para desenterrar una cápsula del tiempo en la que África y él guardaron sendas cartas de amor, pero en lugar de las cartas encuentra una foto que África le ocultó durante demasiado tiempo, y en la que aparece el mismo hombre de la cicatriz.

A partir de aquí, una serie de sucesos empujan a Adrián a investigar los entresijos de un poder corrupto que controla el planeta a nivel global.

Cuando revisé las novedades de la editorial y leí la sinopsis de este libro en la que se nos presenta un thriller con elementos propios de este género como una muerte misteriosa y personajes inesperados con un tema tan actual y de tanta trascendencia como el cambio climático, no me pude resistir.

A través de las páginas seguiremos, sobre todo, los pasos de Adrián, un hombre que trabaja en el ministerio encargado de gestionar la prevención y consecuencias del cambio climático, después de enterarse de que han encontrado a su mujer, África, muerta en extrañas condiciones dentro de un coche a cientos de kilómetros de donde le dijo que iba a estar. Esto y la aparición del hombre de la cicatriz en su entierro desencadenarán una búsqueda desesperada de la verdad. Una verdad que, ya en un inicio, descubre que está relacionada con otros casos de desapariciones y muertes aparentemente ligadas a fenómenos propios del mismo cambio climático. Una verdad que pondrá en riesgo su propia vida y que le hará comprender que hay mucho más detrás de lo que él cree ¿quién más está en su punto de mira? ¿Desde cuándo su mujer y él son objetivos? ¿Por qué y qué buscan?

En esta búsqueda se le unirán sus dos vecinos y amigos, Mateo y Manjit, y su compañero y superior Ruy; los primeros por solidaridad y el segundo por su propia seguridad, ya que teme ser una de las siguientes victimas de estos supuestos fenómenos atmosféricos fuera de lo común.

Estos personajes son uno de los puntos fuertes de la novela, no tanto porque se nos permita conocer cómo son y cómo piensan (un valor que en otras novelas aprecio casi como el que más), si no por todo lo contrario. A lo largo de sus más de 300 páginas he pasado por un carrusel de emociones con respecto a ellos, pasando de la empatía absoluta a la sospecha.

Respecto al desarrollo de la trama, es un thriller en toda regla con muy buen ritmo, que mantiene la tensión desde el principio hasta el final con pequeñas sorpresas y algún gran giro argumental que, aunque a algunos pueda parecernos algo predecible, hay parte de las últimas páginas que no me esperaba. Además, sorprendentemente, bajo mi punto de vista, tiene las páginas justas, ni más (como suele ocurrir) ni menos.

Todo esto podría sinterizarse diciendo que es una novela de suspense bien escrita con una premisa interesante y un buen desarrollo de la trama que lleva a un final sorprendente dejando satisfecho al lector. Pero es más que eso por una razón: el gran conocimiento de los fenómenos climatológicos del autor y su manera de introducirlos en la historia creando un escenario realista de lo que podría ser nuestro futuro, más cercano de lo que nos podemos creer, y con unas tecnologías de la comunicación y del control de las consecuencias de las altas temperaturas y bajas precipitaciones que le dan forma al contexto temporal en el que se desarrolla la novela. Realista en este sentido y en la forma en que los políticos y los gobiernos de los diferentes países están manejando la situación.

De hecho, en este sentido, tengo que hacer una mención especial al epílogo. En esta ocasión nos alejamos de lo que ha sido la narración de la novela para recibir unas dosis de realidad en forma de párrafos sobre el actual estado de nuestro planeta y diferentes posibilidades de futuro en función de si nos concienciamos y cambiamos o no. Datos reales explicados con tanta claridad que al cerrar el libro me quedé con la misma sensación que al ver el polémico documental (tan criticado por algunos) sobre el cambio climático de Al Gore “Una Verdad Incómoda”.

Mi valoración:

 

 

 

Gracias a la editorial por el ejemplar

 

Un Lugar Llamado Libertad – Ken Follet

  • Editorial: DeBolsillo22017123
  • Publicado en 1995 / Edición de 2014
  • Género: ficción histórica / romance
  • Autoconclusivo
  • 400 páginas

Ser minero del carbón en la Escocia del siglo XVIII significaba servidumbre y sufrimiento. Por eso Mack McAsh se enfrentó a su amo, lo que le obligó a huir. Para el joven comenzó una odisea, que le llevó a Londres y luego a las colonias de América del Norte, convertidas más que nunca en esperanza de libertad.

Para empezar me gustaría decir que tengo una relación de amor/odio con el autor, o más bien de amor/saturación. He leído las primeras partes de dos de sus sagas más conocidas: Los Pilares de la Tierra y La Caida de los Gigantes, y me encantaron, pero cuando me planteo seguir con las segundas partes me da mucha pereza. Con este, que precisamente me animé a leer por ser autoconclusivo, me ha pasado lo mismo, me gusta el estilo del autor y la trama pero estaba deseando acabarlo.

Mack McAsh es un minero que no está dispuesto a desaprovechar su existencia bajo el yugo de un un amo abusivo y despiadado al que solo le importa el dinero y la posición. Esta rebeldía le hará enfrentarse a diferentes situaciones, no solo en su Escocia natal, si no en otros escenarios en lo que, por ser pobre y un donnadie, también intentarán aprovecharse de él. Lo que no saben esas personas es que Mack no tiene casi nada que perder y lo que más valora, antes incluso que su seguridad, es la libertad. A este protagonista le acompañan otros personajes con más o menos importancia pero  muy relevantes en la historia: Lizzie Hallim es una niña rica con ansias de aventuras, que le gusta vestirse de hombre para poder experimentar de la misma manera que ellos la vida, pero que en sus excursiones se dará cuenta de lo injusta que es la sociedad, prometiéndose a sí misma que hará lo posible para que, al menos en lo que a ella le concierne, no se explote y se castigue sobremanera a las personas que están por debajo de su estatus social. Se guiará por sus sentimientos, casándose por amor y embarcándose en una aventura a través del mundo, en la que descubrirá que su marido no es quien creía. Este, llamado Jay Jamisson, es otro niño rico, hijo de la segunda esposa del gran dueño de minas de carbón, Sir George Jamisson, por lo que verá mermadas sus aspiraciones materiales en favor del primogénito, Robert. Entre estos hermanos, el padre y la madre de Jay se crearán situaciones en las que pondrán a prueba su poder de convicción y de negociación para conseguir lo que desean cueste lo que cueste.

Volviendo a Mack, debido a su incapacidad para conformarse se enfrentará con las personalidades con más poder de Londres (una vez consigue huir de las garras de Sir George) y, posteriormente, de Virgina en Estados Unidos. Esta no adaptación a los diferentes escenarios de la novela es uno de sus puntos fuertes, no dejando que te canses de ninguno antes de pasar al siguiente. Quizá la parte que más lenta se me hizo fue mi adorada Londres porque se centraba mucho en los conflictos entre descargadores de carbón y los patronos, y las últimas 50 páginas del libro, cuando ya sabes cómo va a acabar la novela.

Estos escenarios y los personajes, que van sorprendiéndote a lo largo de la novela, es lo que hizo que acabara el libro aunque la trama y su desarrollo no llegaran a encantarme. Seguiré probando libros autoconclusivos del autor hasta que me encuentre con ganas de seguir con sus sagas.

Mi valoración:

 

“Algunos se pasaban toda la tarde bebiendo en casa de la señora Wheighel, pero sus mujeres llevaban una vida mucho peor, pues era muy duro para una mujer regresar a casa después de haber trabajado quince horas en la mina y no encontrar la chimenea encendida ni la comida preparada y tener que aguantar a un marido borracho. La vida era muy dura para los mineros, pero lo era mucho más para sus mujeres.”