El Cuento de la Criada – Margaret Atwood

  • Editorial SalamandraCuento de la criada, El_135X220
  • Publicado en 1985 / Edición de 2017
  • Género: ficción / distopia / feminismo
  • Autoconclusivo
  • 412 páginas

El cuento de la criada, una de las novelas más célebres y prestigiosas de Margaret Atwood, constituye una mirada futurista a una sociedad totalitaria. Una mirada terrible y lúcida que denuncia la barbarie que pueden llegar a alcanzar los puritanismos extremos de toda índole y las ansias de dominio sobre los seres humanos privados del ejercicio del derecho a la libertad.

En el estado de Gilead, donde tras una hecatombe nuclear, la población ha visto disminuida su capacidad de reproducción, las Criadas, vestidas con hábitos rojos de la cabeza a los pies, con el rostro cubierto por un velo transparente y enmarcado por una toca blanca, desempeñan una función esencial: concebir y dar a luz a futuros ciudadanos. Destinadas a esta empresa suprema, viven enclaustradas y reducidas a ser un cuerpo con una única misión: reproducirse.

Esta es una de las reseñas más difíciles que voy a tener que hacer, por ello no la voy a alargar mucho y os voy a dejar un vídeo del canal de booktube Libros de Maria Antonieta, con cuyas opiniones estoy en este caso, muy de acuerdo, y abarca todos los aspectos de la novela.

El libro se fundamenta en una nueva, aunque nos suene a antigua, organización social en la que el objetivo fundamental es la procreación. Para esto hay que hacer uso de uno de sus recursos más preciados y a la vez más mal tratados: la mujer. Pero no cualquier mujer, sino la mujer fértil, llamada criada, que en este mundo postcatástrofe no abunda. Las demás mujeres, en función de su estatus social tendrán diferentes papeles: Esposa de Comandante y futura madre de los hijos que conciba su marido con la criada; Martha, encargada de el cuidado de la casa y la cocina; Tía, responsable del acondicionamiento psicológico de las futuras Criadas, etc. Y si no estás de acuerdo y no quieres cumplir la función que te ha tocado te envían a unas reservas en las que, bajo pésimas condiciones, la mayor aspiración acaba siendo la muerte.

La historia comienza con Deffred recién llegada a su nueva casa con la nueva familia (yo diría dueños) a la que tiene el deber de honrar con un hijo. Hasta que lo consiga tendrá que soportar vejaciones y violaciones que son aceptadas por todos en esta nueva sociedad, pero son lo que son, aunque no se grite y no se pida ayuda. De hecho, el grito en silencio de estas mujeres es lo que la autora nos cuenta a lo largo de las páginas a través de la protagonista. Veremos qué y cómo piensa y siente y sus expectativas, que después de salir del centro de acondicionamiento, son mínimas y conformistas, y a medida que pasa el tiempo aumentan, provocando que realice pequeños actos de rebeldía que podrían costarle muy caro. Porque el Comandante y su Esposa son dueños de su cuerpo pero no de su mente. Una mente que viajará al pasado para mostrarnos su vida de antes, tanto cuando era todo lo libre que somos en nuestra realidad actual, como en el centro con las Tías.

Los flashbacks a lo largo del libro son escenas que, al menos a mi, me producían mucho agobio por las similitudes con nuestra situación hoy en día, en la que estamos en una constante batalla de poderes y en la que hay personas que utilizan como excusa la religión musulmana como excusa para arrasar ciudades llevándose por delante a miles de personas. Podría decirse que esta historia es una de las futuras opciones posibles a lo que está pasando. ¿Cuál es la solución de los altos poderes de esta sociedad distópica? Refugiarse en la religión. En una religión que subyuga a las mujeres, dándoles pequeños privilegios para que no se revolucionen ante la pérdida absoluta de su libertad ¿no os suena la frase “podría ser peor?

“Quisiera saber qué Te propones. Sea lo que fuere, por favor, ayúdame a superarlo. Aunque tal vez esto no sea cosa Tuya; no creo ni remotamente que lo que está ocurriendo aquí sea lo que Tu querías” Deffred hablándole a Dios.

Otras escenas que se leen con el ceño muy fruncido y que si fuesen película apartaríamos la vista son las ya mencionadas violaciones y los partos. No porque sean explícitos en cuanto al proceso fisiológico, si no por todo lo que rodea al momento. Y es que este no es un libro fácil de leer, ni mucho menos, pero es un libro que hay que leer, para no cometer los errores del pasado ni los que podemos tener tendencia a cometer.

“El problema no sólo lo tenían las mujeres, dice. El problema principal era el de los hombres. Ya no había nada para ellos.

¿Nada?, pregunto; si tenían…

No tenían nada que hacer, puntualiza.

Podían ganar dinero, replico en un tono algo brusco. […]

No basta, dice. Es demasiado abstracto. Me refiero a que no tenían nada que hacer con las mujeres.” Conversación entre Deffred y el Comandante

En cuanto a los personajes, cuesta entender a unos más que a otros, pero al final lo que los caracteriza a todos es el conformismo, de unos más que de otros. Al contrario que en otras distopias, juveniles sobre todo, en esta no hay grandes facciones rebeldes que luchan contra el orden establecido desde el principio con todas sus fuerzas, sino que nos encontramos con personas que aparentemente han aceptado lo que ha venido pero que buscan, poco a poco, una huida, dándole más realismo a todo. Incluso con Deffred a veces es complicado empatizar, pero supongo que si estuviésemos en su situación cometeríamos esos errores y muchos más. Uno de los que más duelen leer es como las mujeres dirigen sus ataques contra otras mujeres: nosotras nos buscábamos todo lo malo que nos pasaba por como éramos, cómo nos manifestábamos e incluso como nos vestíamos ¿os vuelve a sonar?

“Sí, aceptan encantadas situaciones que les conceden poder sobre otras mujeres, incluso -y hasta puede que especialmente- en sistemas que por lo general conceden escaso poder a las mujeres: sin embargo, todo poder es relativo y en tiempos duros se percibe que tener podo es mejor que no tener ninguno.” (Prólogo El Cuento de la Criada)

Si algo caracteriza al ser humano es que es tan fuerte en determinadas situaciones como en otras lo es débil, y aquí se ve muy bien.

Os animo mucho a que veáis el video-reseña que os mencioné antes y otros de la misma booktuber sobre literatura feminista: https://youtu.be/CaS7VG5DIL8

Mi valoración:

 

Un Mundo Feliz – Aldous Huxley

  • 9788497594257Editorial DeBolsillo
  • Género: ficción / distopía
  • Publicado en 1932 / Edición de 2005
  • 256 páginas

Un mundo feliz es un clásico de la literatura de este siglo. Con ironía mordiente, el genial autor inglés plasma una sombría metáfora sobre el futuro, muchas de cuyas previsiones se han materializado, acelerada e inquietantemente, en los últimos años. La novela describe un mundo en el que finalmente se han cumplido los peores vaticinios: triunfan los dioses del consumo y la comodidad, y el orbe se organiza en diez zonas en apariencia seguras y estables. Sin embargo, este mundo ha sacrificado valores humanos esenciales, y sus habitantes son procreados in vitro a imagen y semejanza de una cadena de montaje.

En un mundo en el que el control de lo que eres, tienes y hasta sientes es la base de la estabilidad y en el que se hará lo que sea para mantenerla ¿habrá alguien dispuesto a desafiar el orden impuesto en pro de la libertad?

Esta nueva sociedad ambientada en un Londres ficticio del año 2540 se divide en castas muy especializadas (Alfas, Betas, Gammas, Deltas y Epsilons), desde las que corresponden a las personas más inteligentes destinadas a trabajos más cómodos pero con mayor responsabilidad, hasta aquellos que viven para trabajar sirviendo a los demás casi como esclavos. Pero la pertenencia a una u otra no se debe ni a herencia familiar ni a los propios méritos. De hecho, en este nuevo mundo no existen las madres; las nuevas generaciones se crean en probetas y se desarrollan en “fábricas” hasta que se les considera  preparados para realizar la actividad para la que han sido concebidos. Y es que toda su vida está dirigida a un objetivo: trabajar y ser útil a la sociedad para mantener la estabilidad.

A través de la manipulación genética y más tarde cuando son ya embriones van pasando por una serie de fases en las que se modifica su organismo para que cada uno sea completamente apto para una tarea en concreto y no para otra. A esto se le añade lo que el autor llama acondicionamiento hipnopédico, y que consiste en hacer desde que son bebés que escuchen miles de repeticiones mientras duermen de las premisas sobre las que se asienta esta sociedad. Con esto consiguen que se conformen con el papel que les ha tocado y ni se planteen cuestionar su vida. Y cuando sienten que se alejan un poco de esos valores tienen una droga llamada Soma que les hace ser infinitamente felices y olvidar aquello que les hace pensar de más.

“Y he aquí – dijo el Director sentenciosamente – el secreto de la felicidad y la virtud: amar lo que hay obligación de hacer. Tal es el fin de todo el acondicionamiento: hacer que cada uno ame el destino social, del que no podrá librarse.”

[…]

“-Fui y seré me ponen triste – recitó ella – tomo un gramo y solo soy”

Pero hay alguien que sí lo hará. Nuestro protagonista, sospechoso de ser víctima de un fallo durante su creación, no se siente parte de su casta de origen por su aspecto físico, pero tampoco de la casta inferior. Tiene sentimientos más parecidos a los de nuestra realidad, no se conforma con acostarse con cientos de chicas, como es lo natural ahí, porque le gusta una en concreto, no asume la jerarquía social como algo inmutable, tiene curiosidad por la sociedad anterior a su era…

Pero esta novela no trata de una gran héroe que rompe con lo establecido y lleva al mundo a la salvación y la libertad, ni es una historia de amor épica en contra de los valores de la sociedad. Es la lucha de un hombre por demostrarse a sí mismo que hay otra forma de vivir, es la búsqueda de la libertad como ser individual…y es la narración de cómo todo esto se le va de las manos.

“Prefiero ser yo mismo – dijo – yo mismo y amargado. Y no otro y alegre.”

En contra de lo fascinante que me pareció el mundo creado por el autor y de la premisa de la que parte la trama, los personajes me han parecido muy superficiales y el desarrollo de los acontecimientos no me ha convencido tampoco. Pero es que creo que el objetivo del autor no era engancharnos a una historia, era explicarnos su visión de un posible mundo futuro y hacernos pensar. De hecho, me parece increíble que ya hace casi 100 años alguien fuera capaz de ser tan visionario, porque aunque evidentemente hay grandes diferencias, hay características y valores que no creo que estén tal alejados de nuestra realidad actual.

Para mí ese es el valor del libro, que te hace reflexionar ¿aceptarías una vida cómoda pero sin sentimientos ni libertad aunque esos sentimientos incluyan los buenos y los malos? Una vida en la que no existen los rodeos, un camino directo siendo joven y sano hasta que llega la muerte a la edad establecida, sin aventuras ni emoción, pero sin decepciones tampoco.

Una clásico digno de leer, yo diría hasta necesario.

Mi valoración:

“-Pero es que me gustan los inconvenientes.

– Pues a nosotros no – dijo el Inspector -. Preferimos hacer las cosas cómodamente.

– Pero yo no quiero la comodidad. Yo quiero a Dios, quiero la poesía, quiero el verdadero riesgo, quiero la libertad, quiero la bondad. Quiero el pecado.

-En resumen – dijo Mustafá Mond – usted reclama el derecho a ser desgraciado.

-Bueno, vaya – dijo el salvaje – reclamo el derecho a ser desgraciado.

-Sin hablar del derecho a envejecer y volverse feo; el derecho a tener sífilis y cáncer; el derecho a tener poco que comer; el derecho de ser piojoso; el derecho a vivir en constante inquietud por lo que ocurrirá mañana; el derecho a pescar la tifoidea; el derecho a ser atormentado por indecibles dolores de todas clases.

Siguió un largo silencio.

-Los reclamo todos – dijo por último el salvaje.”

El Color Púrpura -Alice Walker

  • 4563527Editorial Ediciones Orbis / Colección Biblioteca Grandes Éxitos / Novelas de cine
  • Publicado en 1982 / Edición en español de 1987
  • Género: ficción
  • Autoconclusivo
  • 256 páginas

El color púrpura, cuenta, a lo largo de distintas décadas, la intensa vida de Celie, una mujer de la América rural del Sur forzada a casarse con un hombre brutal. Celie se retrae y comparte su desgracia sólo con Dios.

Celie sufrirá una transformación gracias a la amistad que comparte con dos extraordinarias mujeres, adquiriendo la autoestima y la fuerza que necesita para perdonar.

Celie le escribe a Dios porque es al único al que puede hacerlo sin miedo, porque es el único que cree que le puede escuchar. Habiendo sido victima de abusos por parte de su padre y casada con un hombre violento piensa que esa es la vida que le ha tocado y que debe aceptar y resignarse, pero a lo largo de los años conocerá a personas que le confirmarán que la humanidad puede ser muy cruel pero también a otras que le harán confiar en que hay un mundo mejor si no se rinde. Entre estas últimas están Sofía y Shug, dos mujeres valientes cada una en su estilo que enseñarán a Celie a no conformarse, a pegar un golpe sobre la mesa y no dejar que los hombres la traten como un un objeto sin valor.

“Tienes que luchar, Celie, me dice. Yo no puedo hacerlo por ti. Tienes que luchar tu misma. Yo no contesto. Pienso en Nettie, muerta. Ella luchó y se escapó. ¿Y para qué? Yo no lucho, yo me quedo donde me mandan. Pero sigo viva.”

Sofía es la mujer del hijo de su marido y vive con la creencia de que antes de que tu me golpees te golpeo yo. No dejará que nadie le diga lo que puede o no hacer y guarda un rencor absoluto a las personas blancas, así que cualquiera que la intente amaestrar como si fuese un animal tendrá que vérselas con su genio o incluso con su abandono.

“He tenido que pelear toda la vida, me dice. Pelear con mi papá, con mis hermanos, con mis primos y con mis tios. Una chica no está segura con tantos hombres en la familia. Pero nunca pensé que tendría que pelear en mi propia casa. Quiero a Harpo, dice suspirando, bien lo sabe Dios. Pero antes que consentir que me pegue, lo mato. Ya lo sabes, si quieres un hijastro muerto sigue aconsejándole así. Se pone la mano en la cadera. Yo he cazado con arco y flechas, me dice.”

Shug es una cantante de bares muy conocida y amante del marido de Celie que compartirá con ella más que un hombre. Por una enfermedad se ve obligada a vivir bajo el mismo techo que ellos y poco a poco irán conociéndose. Lejos de sentir lástima por ella cuando se entera de cómo trata su amante a Celie, Shug la impulsará a salir de esa situación y a luchar por sí misma.

Celie pasará su vida luchando entre lo que siente y lo que quiere y lo que ella cree que tiene que ser. Conocer a estas dos mujeres le dará en impulso necesario para parar de dejarse llevar por lo que siempre le han dicho sobre como tiene que ser la vida de una mujer negra.

“Nettie pronto me dejó atrás en lo de estudiar. Y es que nada de lo que me decía se me quedaba en la cabeza. Un día quiso convencerme de que la tierra no era plana. Eso ya lo sé, le contesté. Pero no le dije lo plana que yo la veía.”

Reseña:

Cuando decidí escoger esta  novela como mi próxima lectura sabía que lo que me iba a encontrar era un libro con temas tan controvertidos para la época como el racismo, la homosexualidad femenina y la violencia de género y de hecho fue la razón por la que la escogí. Con esta base y un premio Pulitzer me esperaba una historia que me conmoviese y me removiese por dentro, y aunque en ocasiones haya sido así y nos encontremos frases y fragmentos dignos de mención, en general me ha dejado un poco fría comparado con lo que yo me esperaba.

Es una novela de lucha, en la que las mujeres son las grandes protagonistas. Mujeres que, a veces conscientemente y a veces sin intención, impulsan a otras a conseguir sus sueños, o al menos una vida mejor lejos de la violencia; y esto como trama me gustó y me alegré de haber leído el libro cuando lo acabé, pero mientras lo estaba leyendo me costaba meterme en la historia. Y tengo claro por qué.

Es la primera novela epistolar que leo pero esto no ha restado puntos. Lo que si lo ha hecho es la narración. Al estar construida por cartas es la propia Celie la que, evidentemente, las escribe, por lo que la construcción de las frases es demasiado simple, dando la sensación de que están escritas por una niña. Doy por hecho que esto es un recurso que la autora ha utilizado conscientemente para hacer más creíble que están realmente escritas por una mujer inculta como es Celie pero en mi caso ha jugado en contra.

Algo parecido me ha pasado con los personajes femeninos (porque de los masculinos solo puedo decir que no me caen bien y que su evolución no me es creíble), aun gustándome mucho y entendiendo que no puedo juzgar las decisiones y pensamientos de estas desde mi perspectiva de mujer del siglo XXI, había veces que no las entendía y hasta cerraba el libro enfadada. Pero como valoración general, es un libro que me ha gustado y que me ha hecho seguir conociendo la crudeza y lo dura que puede llegar a ser la vida solo por tu color de piel o tu género y, por otro lado, el valor de la lucha.

“Yo te maldigo.

¿Qué quieres decir con eso?

Hasta que te portes bien conmigo, todo lo que toques se te volverá polvo entre las manos.

¿Quién te has creído que eres?, me pregunta riendo. Tú no puedes maldecir a nadie. Mírate. Eres negra, eres pobre, eres fea, eres una mujer. Vamos, que no eres nada.

[…] Soy pobre, soy negra, puede que fea y no sé guisar, dice una voz a todo el que quiera oírla. Pero aquí estoy.

Amén, dice Shug. Amén, amén.”

Mi valoración:

Película

Me animé al poco de terminar el libro ha ver la película para ver si al poner movimiento a los personajes me emocionaba más, y así ha sido, aunque tampoco mucho más. Es una película muy larga y a veces me dieron ganas de parar y dejarla pero al final mereció la pena verla y hasta lloré un poquito.

Los personajes buenos están reinventados para quitar casi todas esas partes que pueden ser reprochables en el libro y los odiosos son igual de odiosos porque es difícil hacerlos más malos. Me ha faltado profundidad en algunos, como Sophie, que ha pagado el pato de la adaptación a la gran pantalla.

En conclusión, ha ganado en desarrollo de la trama pero ha perdido en personajes, así que mi valoración es la misma que la del libro.

 

Los Misterios de Udolfo – Ann Radcliffe

  • los-misterios-de-udolfo1Editoral Valdemar
  • Publicado en 1794
  • Edición de 2012
  • Género: ficción gótica
  • Autoconclusivo
  • 736 páginas

Los misterios de Udolfo» se desarrolla en el siglo XVI, y está ubicada en Francia e Italia. Emily, como todas las heroínas de la Radcliffe, se enfrenta a las adversidades y desastres provocados por Montoni con la fuerza de la racionalidad, después de haber sucumbido momentáneamente a la superstición. La persecución del malvado Montoni tiene lugar en el castillo de Udolfo, donde acontecen múltiples fenómenos sobrenaturales: vagas figuras extrañas, un fantasma en las almenas, sepulcrales voces misteriosas…

Conocí este novela cuando leí Northanger Abbey de la gran Jane Austen, en la que la protagonista lee  Los Misterios de Udolfo y cual Quijote inglés se empapa de sus misterios y los transfiere a su vida real, otorgándole cualidades fantásticas a los castillos y personalidades oscuras a la gente que va conociendo. Y pensé que si mi autora favorita clásica había decidido darle esa importancia en una de sus obras yo debía leerla. Y lo conseguí, pero al segundo intento.

Ahora pienso que la primera vez que la empecé no estaba preparada para disfrutar de ella. Es una novela que requiere que nos quitemos prejuicios y vicios de la literatura contemporánea. Hay que leerla y valorarla por lo que es, una novela escrita hace más de doscientos años, con un ritmo acorde a la vida de la época, con una trama fundamentada en valores muy arraigados y en una sociedad clasista y donde el hombre ordena y la mujer agacha la cabeza y obedece (aunque se note ya la necesidad de libertad y autodeterminación de la mujer en el papel de la protagonista).

Emily es una joven que se queda huérfana durante un viaje por el sur de Francia quedando a merced de la voluntad de la hermana de su padre cuya tutela ha aceptado no precisamente por causas altruistas. En aquel viaje conoce al que cree el amor de su vida y al que su tía acepta cuando conoce su posición social, pero todas sus ilusiones se rompen cuando esta se casa con Montoni, un hombre oscuro, manipulador y cruel que hará lo que considere necesario para conseguir hacerse con las propiedades de las dos mujeres, aunque eso incluya trasladarse al último rincón de Italia, a un castillo que convertirá las peores pesadillas de Emily en realidad. Con la vida tranquila que siempre ha llevado nunca se podía imaginar las aventuras que tendría que vivir hasta alcanzar su verdadero destino.

“-Hablas como una heroína -dijo Montoni airado- , veremos si puedes sufrir como una de ellas.”

Es un libro que se lee a fuego lento, sobretodo por las descripciones de paisajes, que pueden alargarse casi un capítulo completo, que hace cuando la protagonista esta viajando, cosa que ocurre muchas veces, por eso yo recomiendo alternarlo con otro de más fácil lectura y prosa más sencilla, ya que también nos encontramos con frases muy largas y con un lenguaje bastante complejo, incluso en los diálogos. A cambio, en los pasajes centrados en el misterio si se consigue meterse en la historia y el final acaba encajando y sorprendiendo a la vez.

No es una novela que se pueda recomendar a un público general, ya que la mayoría lo dejaría antes de las primeras 100 páginas, como hice yo la primera vez. Que Jane Austen la mencione en una de sus novelas tampoco significa que a todo el mundo que le guste su estilo vaya a disfrutar de esta porque hay bastante diferencia entre el estilo de la primera y de la segunda, pero creo que es un buen punto de partida. Si superas el primer viaje de Emily con su padre es casi garantía de que acabará gustándote porque después es cuando empiezan a pasar cosas interesantes.

“Sin duda -dijo-, hay algo mágico en la riqueza que hace que las personas se inclinen ante ella cuando ni si quiera les beneficia. ¡Qué extraño es que un loco o un bribón, si son ricos, sean tratados con más respeto por el mundo que un buen hombre o un sabio que sean pobres!”

Mi valoración:

Top 5 clásicos de la literatura

He leído algunos clásicos y todavía me quedan muchos más por leer pero quería compartir con vosotros aquellos 5 que de momento considero que más se merecen que les deis una oportunidad. De hecho, al hacer la selección uno de los criterios que he seguido es haberlos leído más de una vez porque creo que es un signo claro de que un libro te gusta. Aquí los tenéis:

1111111111Orgullo y Prejuicio – Jane Austen

«Es una verdad universalmente aceptada que todo soltero en posesión de una gran fortuna necesita una esposa ». Nueva traducción ilustrada de la novela de Jane Austen. Este comienzo, que, junto con el de Ana Karénina, es quizás uno de los más famosos de la historia de la literatura, nos introduce sabiamente en el mundo de Jane Austen y de su novela más emblemática.Orgullo y prejuicio, publicada en 1813 tras el éxito de Juicio y sentimiento, reúne de forma ejemplar sus temas recurrentes y su visión inimitable en la historia de las cinco hijas de la señora Bennett, que no tiene otro objetivo en su vida que conseguir una buena boda para todas ellas. Dos ricos jóvenes, el señor Bingley y el señor Darcy, aparecen en su punto de mira e inmediatamente se ven señalados como posibles presas . De hecho, la relación entre la hija mayor, Jane, y el señor Bingley parece muy prometedora… pero, por influencia del arrogante señor Darcy, se frustran todas las esperanzas. La intervención de Elizabeth, la hija segunda, perspicaz, consciente de su valor, y algo rebelde, determinará el rumbo de la novela. En ella el opresivo ambiente de la familia, la presión del matrimonio, la diferencia de clases, el fantasma de la pobreza y la delicada sensibilidad de una heroína decidida, pero no libre de errores de juicio y dudas de comportamiento, se conjugan para crear una obra maestra leída a lo largo de más de dos siglos

Este es mi libro favorito de todos los tiempos, no sabría decir exactamente cuales son las razones para ello más allá de que lo que siento al leerlo todavía no me ha pasado con ninguno más. Una relación central de desamor-amor entre dos personas imperfectas rodeadas de amigos, familia y conocidos más imperfectos todavía pero que se unen en la pluma de la grandísima Jane Austen en una novela perfecta.

El Principito – Antoine de Saint Exusperyel-principito-salamandra

Viví así, solo, sin nadie con quien hablar verdaderamente, hasta que tuve una avería en el desierto del Sahara, hace seis años. Algo se había roto en mi motor. Y como no tenía conmigo ni mecánico ni pasajeros, me dispuse a realizar, solo, una reparación difícil. Era, para mí, cuestión de vida o muerte. Tenía agua apenas para ocho días.
La primera noche dormí sobre la arena a mil millas de toda tierra habitada. Estaba más aislado que un náufrago sobre una balsa en medio del océano. Imaginaos, pues, mi sorpresa cuando, al romper el día, me despertó una extraña vocecita que decía:
—Por favor…, ¡dibújame un cordero!

Hace poco escuché al booktuber Carmelo Beltrán decir que El Principito era de esos libros que si releías en diferentes momentos de tu vida sacabas enseñanzas siempre nuevas y eso es precisamente lo que siempre he pensado yo de este libro. Lo leí de pequeña y me gustó pero cuando realmente lo he disfrutado ha sido cuando lo he ido releyendo a lo largo de mi vida porque es cuando se disfruta de verdad lo maravilloso de esta historia tan grande escrita en tan pocas páginas.

97884975922081Cien Años de Soledad – Gabriel García Marquez

Cien años de soledad relata el origen, la evolución y la ruina de Macondo, una aldea imaginaria que había hecho su aparición en las tres novelas cortas que su autor había publicado con anterioridad. Estructurada como una saga familiar, la historia de la estirpe de los Buendía se extiende por más de cien años, y cuenta con seis generaciones para hacerlo.

La crónica de los Buendía, que acumula una gran cantidad de episodios fantásticos, divertidos y violentos, y la de Macondo, desde su fundación hasta su fin, representan el ciclo completo de una cultura y un mundo. El clima de violencia en el que se desarrollan sus personajes es el que marca la soledad que los caracteriza, provocada más por las condiciones de vida que por las angustias existenciales del individuo.

El realismo mágico (también llamado lo real maravilloso) hace posible que la objetividad de la vida material se vea matizada por la subjetividad de la fantasía. Lo insólito (situaciones parecidas a los cuentos de hadas, levitaciones, premoniciones, la extrasensorialidad presente) da lugar a una atmósfera mágica que atenúa la miseria social y humana, de forma que lo mágico subraya la dureza y desajuste de la realidad, la violencia que domina la vida cotidiana.

Una novela que conseguí leer al segundo intento pero que una vez terminada descubrí que me había enamorado y que me seguiría el resto de mi vida. Un libro escrito sobre una familia que al no existir en el mundo real era necesario que alguien la inventase y no había nadie más perfecto que Gabo para hacerlo. Macondo y los Buendía ya son parte de mí.

9788467031379

Rimas y Leyendas  – Gustavo Adolfo Becquer

Es un libro de versos cuya recomendación nunca falla: exaltación del amor, el desengaño, el dolor y la angustia… y la poesía. Algo parecido cabe decir de las Leyendas, admirable conjunto de narraciones que representan lo mejor de la prosa romántica. Su lectura seducirá a todos los públicos por la fantasía y el misterio, el amor y el lirismo desplegados en el relato de lo sobrenatural y lo maravilloso enraizados en la existencia cotidiana.

Quizá mi favoritismo por este libro puede estar influenciado por la circunstancia de que fue el primer libro de poesía que leí pero es que hay tanto y tan bonito que es un imprescindible en mi mesita de noche. Un libro en el que refugiarse sin miedo a equivocarse.

51pkrvdkx7l-_sx319_bo1204203200_Lo que el Viento se Llevó – Margaret Mitchell

Scarlett O’Hara vive en Tara, una gran plantación del estado sureño de Georgia, y está enamorada de Ashley Wilkes, que en breve contraerá matrimonio con Melanie Hamilton. Estamos en 1861, en los prolegómenos de la guerra de Secesión, y todos los jóvenes sureños muestran entusiasmo por entrar en combate, excepto el atractivo aventurero Rhett Butler. A Butler le gusta Scarlett, pero ésta sigue enamorada de Ashley, que acaba de hacer público su compromiso con Melanie. Despechada, Scarlett acepta la propuesta de matrimonio de Charles, el hermano de Melanie, al que desprecia. Años más tarde, y como consecuencia del final de la guerra, ya viuda, Scarlett debe afrontar situaciones nuevas como el hambre, el dolor y la pérdida e instalarse en Atlanta, donde Melanie espera noticias de Ashley y Butler aparece de nuevo…

La película, aún siendo una gran película y me encanta, no muestra todo el esplendor del libro y de hecho hay cosas relativamente importantes que se modifican. En el libro conocemos más si cabe a Scarlett, su evolución a lo largo de su vida, su forma de pensar…y es que ella es mucho más que una mujer frívola y merece la pena que le demos la oportunidad.

Si tenéis algún clásico que creáis que me tengo que leer si o si y cuanto antes mejor dejádmelo en los comentarios ¡Un saludito!

Guerra y Paz – Leon Tolstoi

2016-07-13 12.36.06Ficha técnica:

  • Editorial: EDAF
  • Edición de 1972
  • 1299 páginas
  • Formato: papel

“Mientras la aristocracia de Moscú y San Petersburgo mantiene una vida opulenta, pero ajena a todo aquello que acontece fuera de su reducido ámbito, las tropas napoleónicas, que con su triunfo en Austerlizt dominan Europa, se disponen a conquistar Rusia”

Cuando me planteé contar mi opinión sobre esta obra en el blog pensé lo mismo que cuando empecé a leerla: ¿dónde me estoy metiendo?. Por eso quiero que el que lea esta entrada entienda que es la humilde opinión de una gran aficionada a la lectura, solo eso. 

En primer lugar tengo que decir que es una gran obra en tamaño y no dudo que también a nivel literario, pero se me hizo bastante pesada.

El autor conoce tan bien la mecánica de la guerra que en cada batalla te detalla cada movimiento de ambos ejércitos con mucha precisión; pero a mi esa parte es la que más me aburría y con un resumen de la contienda en cuestión me bastaba, sin embargo se explaya capítulos y capítulos. Lo bueno es que acabas conociendo bastante bien el conflicto (desde la perspectiva de un escritor ruso, claro) sobre todo gracias a los capítulos que reserva de vez en cuando a reflexionar sobre lo que ocurría realmente en uno y otro bando y lo que los historiadores han querido transmitir de manera parcial. De estas partes disfrutaba mucho más que de las anteriores.

Por otro lado están la sociedad de Moscú y la de San Petersburgo y su manera de ver la guerra y de sufrirla. En esta parte es dónde yo me comía las páginas para saber más sobre los personajes, sin embargo no he llegado a tener empatía con ninguno. Me daba la impresión de que todos tenían múltiples personalidades y cuando creía que empezaba a entender a alguno, cambiaba casi radicalmente, así que solo acabé asimilando algunos matices de cada uno. Al igual que las relaciones que se crean entre ellos son contadas, a mi parecer, superficialmente. Sin embargo, esta es la parte que más he disfrutado.

 1409675705_0

 

Y no puedo dejar de mencionar, aunque esto no es una culpa  del autor, el lío de nombres rusos y no rusos. Son díficiles de leer, aunque una lea para sí misma, y de recordar, y Tolstoi no nos facilita las cosas mencionando a los personajes en un momento por su nombre de pila, en otro por su apellido y en otro por su título de conde, príncipe, etc. 


Ya para terminar, para mí hay demasiada guerra y aunque, siendo objetiva, hay que tener en cuenta que es un libro escrito en 1869 y que el estilo de redacción, su género y el tema que aborda serían de mayor interés que ahora para el lector habitual. Estos ingredientes sumados a la magnitud de la obra es lo que creo que le han hecho alcanzar el reconocimiento que tiene en nuestros días, reconocimiento con el que estoy de acuerdo. Pero si alguien de mi generación y cercanas y con mis características a nivel de gustos literarios me pregunta “¿me lo recomiendas?”, le tendría que contestar: “si es algo que te has propuesto hacer antes de morir como yo, adelante, intenta disfrutar lo máximo posible, pero si no es así, no es un libro para leer por leer”.

Espero que hayáis entendido mi punto de vista y las razones de mis “críticas” y sobretodo que no soy historiadora ni estudio la literatura rusa ni de ninguna nacionalidad por lo que me pueden faltar recursos para juzgar justamente. Soy una lectora común y joven, y a pesar de lo escrito aquí, seguiré probando clásicos.

Mi valoración: