2065 – José Miguel Gallardo Fernandez

35496254

  • Editorial Roca (ficha del libro aquí)
  • Publicado en Julio 2017
  • Género: thriller / ficción
  • Autoconclusivo
  • 355 páginas

Madrid, 2065. El calentamiento global provoca temperaturas altísimas con víctimas por golpes de calor, así como escasez de agua y de fuentes de energía. Un asesor del Ministerio del Cambio Climático, Adrián Salor, recibe la noticia del accidente mortal de su mujer, África, que ha quedado carbonizada en un lugar distinto a donde debía estar.

En el funeral, un extraño con una cicatriz se acerca a Adrián, que se sabe vigilado sin identificar a sus perseguidores ni sus motivos. Va al templo de Debod para desenterrar una cápsula del tiempo en la que África y él guardaron sendas cartas de amor, pero en lugar de las cartas encuentra una foto que África le ocultó durante demasiado tiempo, y en la que aparece el mismo hombre de la cicatriz.

A partir de aquí, una serie de sucesos empujan a Adrián a investigar los entresijos de un poder corrupto que controla el planeta a nivel global.

Cuando revisé las novedades de la editorial y leí la sinopsis de este libro en la que se nos presenta un thriller con elementos propios de este género como una muerte misteriosa y personajes inesperados con un tema tan actual y de tanta trascendencia como el cambio climático, no me pude resistir.

A través de las páginas seguiremos, sobre todo, los pasos de Adrián, un hombre que trabaja en el ministerio encargado de gestionar la prevención y consecuencias del cambio climático, después de enterarse de que han encontrado a su mujer, África, muerta en extrañas condiciones dentro de un coche a cientos de kilómetros de donde le dijo que iba a estar. Esto y la aparición del hombre de la cicatriz en su entierro desencadenarán una búsqueda desesperada de la verdad. Una verdad que, ya en un inicio, descubre que está relacionada con otros casos de desapariciones y muertes aparentemente ligadas a fenómenos propios del mismo cambio climático. Una verdad que pondrá en riesgo su propia vida y que le hará comprender que hay mucho más detrás de lo que él cree ¿quién más está en su punto de mira? ¿Desde cuándo su mujer y él son objetivos? ¿Por qué y qué buscan?

En esta búsqueda se le unirán sus dos vecinos y amigos, Mateo y Manjit, y su compañero y superior Ruy; los primeros por solidaridad y el segundo por su propia seguridad, ya que teme ser una de las siguientes victimas de estos supuestos fenómenos atmosféricos fuera de lo común.

Estos personajes son uno de los puntos fuertes de la novela, no tanto porque se nos permita conocer cómo son y cómo piensan (un valor que en otras novelas aprecio casi como el que más), si no por todo lo contrario. A lo largo de sus más de 300 páginas he pasado por un carrusel de emociones con respecto a ellos, pasando de la empatía absoluta a la sospecha.

Respecto al desarrollo de la trama, es un thriller en toda regla con muy buen ritmo, que mantiene la tensión desde el principio hasta el final con pequeñas sorpresas y algún gran giro argumental que, aunque a algunos pueda parecernos algo predecible, hay parte de las últimas páginas que no me esperaba. Además, sorprendentemente, bajo mi punto de vista, tiene las páginas justas, ni más (como suele ocurrir) ni menos.

Todo esto podría sinterizarse diciendo que es una novela de suspense bien escrita con una premisa interesante y un buen desarrollo de la trama que lleva a un final sorprendente dejando satisfecho al lector. Pero es más que eso por una razón: el gran conocimiento de los fenómenos climatológicos del autor y su manera de introducirlos en la historia creando un escenario realista de lo que podría ser nuestro futuro, más cercano de lo que nos podemos creer, y con unas tecnologías de la comunicación y del control de las consecuencias de las altas temperaturas y bajas precipitaciones que le dan forma al contexto temporal en el que se desarrolla la novela. Realista en este sentido y en la forma en que los políticos y los gobiernos de los diferentes países están manejando la situación.

De hecho, en este sentido, tengo que hacer una mención especial al epílogo. En esta ocasión nos alejamos de lo que ha sido la narración de la novela para recibir unas dosis de realidad en forma de párrafos sobre el actual estado de nuestro planeta y diferentes posibilidades de futuro en función de si nos concienciamos y cambiamos o no. Datos reales explicados con tanta claridad que al cerrar el libro me quedé con la misma sensación que al ver el polémico documental (tan criticado por algunos) sobre el cambio climático de Al Gore “Una Verdad Incómoda”.

Mi valoración:

 

 

 

Gracias a la editorial por el ejemplar

 

Vestido de Novia – Pierre Lemaitre

  • Editorial Alfaguara23440570
  • Publicado en 2009 / Edición de 2014
  • Género: misterio / thriller / ficción
  • Autoconclusivo
  • 296 páginas
  • Comprar aquí

 

Sophie Duguet no entiende qué le sucede: pierde objetos, olvida situaciones, es detenida en un supermercado por pequeños robos que no recuerda haber cometido. Y los cadáveres comienzan a acumularse a su alrededor.

Le tenía ganas a este libro y a este autor desde hace tiempo porque todas las reseñas que leía y veía lo encumbraban y al final me he quedado con una sensación agridulce. Con tres partes bastante diferenciadas: una primera muy buena que te sitúa en lo que va a ser la trama, una segunda más tediosa aunque en la que están los momentos en los que te quedas con la boca abierta, y una tercera en la que resuelve todo con alto de tensión.

Sophie es una chica con una vida normal: trabajo, pareja, piso, que un día empieza a olvidar cosas, y con esto no me refiero a olvidar las llaves en casa o la lista de la compra; me refiero a cosas como haber escrito a alguien cambiando una cita. Esta situación se va agravando con el tiempo a la vez que intenta ocultárselo al resto del mundo menos a su amiga Valerie, que le aconseja ir al médico. Al final todo se le va de las manos y va perdiendo todo lo que ella cree que tiene sentido en su vida. Y cuando cree que su vida no puede ir a peor empieza a despertarse al lado de cadáveres que parecen ser víctimas suyas.

Una vez que ya tenemos a Sophie desesperada porque no sabe ni recuerda qué está pasando y qué hace, empieza una segunda parte en la que se nos explica qué está pasando realmente. Algo que descubrirá el lector, pero no ella, por lo que mientras  antes acompañábamos a Sophie en su locura, ahora podremos ver los acontecimientos desde fuera, creándonos una sensación hasta de impotencia por no poder ayudarla. Es la parte del libro en la que hay un par de giros muy buenos pero que puede que no compensen el resto de páginas dedicadas a contarnos poco a poco como se ha producido todo lo anterior.

En la tercera parte nos encontramos con un desenlace inesperado al principio pero que también se desarrolla lentamente; sin embargo, es un final que hace justicia a la originalidad de la novela.

Con pocos personajes principales y unos protagonistas con un ingenio superior acorde a la historia; de otra manera no tendría sentido la manera en la que se suceden los acontecimientos.

Esta es una de esas novelas en las que es difícil hacer una reseña sin hacer spoilers, por lo que me han quedado algunas cosas sin comentar. Solo puedo deciros que si os gusta la novela negra y, aunque haciéndose algo larga para no ser un libro largo, la recomiendo. Yo ahora mismo descansaré de este autor porque tenía las expectativas muy altas y no ha llegado, pero seguro que algún día le daré una segunda oportunidad.

Mi valoración:

 

Los Renglones Torcidos de Dios – Torcuato Luca de Tena

  • 9788408093497Editorial Austral
  • Publicado en 1979 / Edición de 2016
  • Género: ficción / misterio
  • Autoconclusivo
  • 448 páginas

Alice Gould es ingresada en un sanatorio mental. En su delirio, cree ser una investigadora privada a cargo de un equipo de detectives dedicados a esclarecer complicados casos. Según una carta de su médico particular, la realidad es otra: su paranoica obsesión es atentar contra la vida de su marido. La extrema inteligencia de esta mujer y su actitud aparentemente normal confundirán a los médicos hasta el punto de no saber a ciencia cierta si Alice ha sido ingresada injustamente o en realidad padece un grave y peligroso trastorno psicológico.

Siempre que escuchaba mencionar este libro me llamaba mucho la atención el título pero nunca me animaba ni si quiera a buscar la sinopsis, hasta que un día lo hice y de ahí a hacerme con el él pasó muy poco tiempo. ¿Quién puede resistirse a un libro en el que el mayor misterio es la propia protagonista?

A lo largo de la lectura no puedes resistirte a sentir cierta empatia con Alice, encerrada en un hospital psiquiátrico contra su voluntad y engañada por la persona que más quiere para ingresar en él, acaba cayendo en una trampa que ella misma ha creado…una de las peores pesadillas de cualquier persona. La situación llega al punto de que hasta  duda si está realmente loca o es una táctica para deshacerse de ella. Sentimiento compartido por el personal médico del centro, ya que la tratan con especial dedicación y confianza y, en algunos casos, incluso dando por hecho que lo que dice Alice es la verdad y son sus enemigos los que la mantienen allí con algún oscuro objetivo.

Alice como protagonista es incuestionable, completa, compleja, fuerte, inteligente como pocos y con una capacidad de adaptación impresionante, pero también con miedos y debilidades. Sin embargo, incluso estos la hacen poner a prueba su virtudes consiguiendo lo que quiere de cada persona que se le acerca, menos la libertad.

Le acompañan otros personajes con una presentación impecable, sobre todo, los residentes del hospital. El autor es capaz de exponer las peculiaridades de cada uno como un maestro de psiquiatría sin salirse del guión de la novela, siendo muy ameno aprender de cada uno de los trastornos, si es que te interesa esta rama de la medicina, haciendo que dejes de verlos como meros enfermos y parte accesoria de la trama: psicóticos, neuróticos, esquizofrénicos, oligofrénicos…incluso menciona a personas con autismo que, aunque en la actualidad afortunadamente no son tratados como personas con un trastorno psiquiátrico, en la época en la que está contextualizada la novela sí eran recluidos en este tipo de hospitales.

Eso sí, el ritmo es lento, no tiene grandes giros de trama ni acción precisamente porque no es un libro para devorar, es un libro para disfrutar a fuego lento, para cuestionarte tú mismo quién es Alice y cuál es su objetivo, aderezado con unos toques de romance, amistad, asesinatos, etc.

Con una calidad narrativa extraordinaria, incluso en el prólogo, escrito por un psiquiatra al que el autor pidió ayuda para ser ingresado en un centro psiquiátrico y ver desde dentro lo que se vivía allí. No podéis dejar de leerlo.

El desenlace, por más que planees entre una hipótesis u otra, no te deja indiferente y cumplió con mis expectativas, haciendo que mereciera la pena el tiempo que tardé en terminarlo.

Mi valoración:

El Códice Génesis – Yunior Santana

  • 31114186Autopublicado
  • Publicado en Julio 2006
  • Género: ficción / historia / misterio
  • 332 páginas

¿Qué pasaría si todo lo que sabemos de nuestra historia, religión y folclore estuviera basado en nuestro conocimiento limitado sobre tecnología y otras fuerzas del universo?
Un códice maya perdido en la historia puede desvelarnos los misterios de nuestro pasado.

En 1562 el inquisidor Fray Diego de Landa decreta un “Auto de Fe” en Maní (Yucatán) en donde se queman y destruyen cientos de manuscritos, estatuas y artilugios religiosos como otro sin fin de objetos sagrados. La razón dada por la iglesia en lo referente a esta masacre de conocimiento, es el hecho de que ayudaría a convertir a los indígenas a la religión católica.
Pero la realidad era muy diferente, la razón verdadera fue el descubrimiento de un códice que pondría en duda todo lo que conocemos de la historia, por el cual esconde en su interior, información que pudiera destruir muchas religiones alrededor del mundo, especialmente la católica.

En el 2018 una copia del susodicho códice es encontrada y Taine Kamu, un reconocido políglota con problemas mentales, se embarca en una aventura asombrosa donde nada es lo que parece, y las historias de los libros religiosos se pondrán a prueba.

Esta novela te transportará del pasado al futuro y de la incertidumbre a la posible realidad de una historia no contada, donde tus indagaciones serán tan importantes como la de los protagonistas de esta apasionante novela.

Una novela con tintes (salvando las distancias) de las conocidísimas de Dan Brown, en la que nos adentraremos en un misterio sobre el principio de los tiempos y el descubrimiento de unos documentos que ponen en cuestión todo lo que la iglesia católica nos ha vendido. Dividida en dos partes perfectamente diferenciadas, una primera en la que, en el siglo XVI son descubiertos los códices por unos monjes que intentan trasladarlos a España para ponerlos a salvo en contra de unos representantes de la inquisición que harán todo lo posible para que no salgan a la luz; y una segunda en la que uno de ellos es redescubierto fortuitamente por un hombre que, sospechando de la importancia de este, decide llevarlo a un museo, desencadenando una serie de acontecimientos que pondrán en guardia de nuevo a una organización secreta con sede en el Vaticano.

Con una premisa que me encantó, el desarrollo de esta ha tenido sus altibajos. El inicio de la novela se me hizo un poco lenta en contraste con la segunda parte en la que no paran de pasar cosas y cada personaje va adquiriendo un  protagonismo necesario para cada paso de la investigación; sin embargo, he sentido más empatia con esos monjes del principio, que aún dedicando su vida a la vida religiosa están dispuestos a todo con tal de que se conozca la verdad, y con los piratas españoles que creen en la dignidad de los indígenas y que ayudan a proteger el códice, que con todos los expertos en múltiples disciplinas que en este futuro tan inmediato se dedican a la resolución del misterio. Esto puede deberse en parte a que el autor define a los primeros de forma más “emocional” mientras que los segundos son meros instrumentos con capacidades extraordinarias para los idiomas o la tecnología con aspectos físicos perfectos. Porque sí, lo que más me ha chirriado de esta novela han sido las descripciones, algo que considero relativamente fácil de corregir, por lo que confío en el autor y en sus próximas novelas. En un mismo capítulo describe uno detrás de otro a los integrantes de este grupo creado para el descubrimiento de la verdad oculta y todos son guapos y con el cuerpo trabajado, es como conocer al mismo personaje 5 veces con distinto nombre. En las descripciones de lugares y sensaciones físicas directamente se pasa de vueltas, dando la sensación de que ha parado la narración para darnos una lección de historia o de anatomía que no empasta bien con el desarrollo de la narración. Las enumeraciones de los distintos tipos de coches y pistolas también me hacían arrugar la nariz pero creo que pueden tener algo que ver con un enigma que nos plantea el autor al final de la novela así que no voy a decir nada más de esto, aunque lo mismo soy yo la busco más de la cuenta y no tiene nada que ver.

¿Hay romance en esa novela? Pues sí, esta no va a ser una excepción, pero si lo que buscáis es una novela centrado en ello no lo encontraréis aquí, ya que aunque hay situaciones puntuales de romance pasan bastante inadvertidas y no son nada relevantes en el desarrollo de la trama.

Por lo demás, el desarrollo y el proceso por el que van descubriendo cada pista y pasan a la siguiente me ha gustado bastante, aunque me hubiese gustado que hubiese elegido otro símbolo arquitectónico para darle realismo porque me cuesta mucho pensar que haya un monumento similar a otro mundialmente conocido y que nadie lo haya descubierto antes.

En conclusión, es una novela que, aunque con unos errores muy concretos, tiene mucho potencial y de la que pueden disfrutar los lectores amantes de este tipo de libros en los que el objetivo es solucionar, poco a poco, un misterio oculto que afecta a la humanidad.

Mi valoración:

(Mi criterio de valoración aquí)

Una Buena Chica – Mary Kubica

  • 332531591Editorial HarperCollins
  • Género: novela negra / misterio
  • Publicado en 2014 / Edición de 2016
  • Autoconclusivo
  • 368 páginas

Una noche, Mia Dennett entró en el bar donde había quedado en encontrarse con un amigo con el que salía de vez en cuando. Pero él no apareció, y Mia cometió la imprudencia de marcharse con un misterioso desconocido. Colin Thatcher parecía en principio un ligue inofensivo. Marcharse con él, sin embargo, acabaría siendo el peor error que había cometido en toda su vida.

Cuando Mia conoce en el bar al atractivo Colin no se imagina que en el futuro será a la única persona a la que vea y con la que se relacione. A este le han encargado que la secuestre y la entregue a un hombre, Dalmar, conocido por sus turbios negocios y su vida al margen de la ley, pero una vez atrapada algo en su interior le dice que no debería hacerlo ya que se imagina que el objetivo es pedir una recompensa por ella y todo por lo que puede pasar la chica tanto si lo consiguen como si ni, así que como ya no hay vuelta atrás decide seguir con el plan de secuestrarla y fugarse con ella donde no les puedan encontrar. Ya no hay marcha atrás, hacer otra cosa sería poner en riesgo su vida y la de Mia, aunque ella todavía no sospeche las intenciones reales de Colin.

Ya en este punto de la historia se nos pone en una encrucijada entre pensar bien o mal de Colin: ¿ha hecho bien salvándole de Dalmar y las posibles consecuencias o el hecho de que la aleje de todo en contra de su voluntad sigue siendo un secuestro en toda regla y por lo tanto algo reprochable? A medida que sigamos leyendo la respuesta se complicará por los actos de ambos y por la relación que se va estableciendo entre ellos. Podemos pensar que Colin se excusa a sí mismo con un acto bueno pero que en el fondo se está aprovechando de una joven inocente y que ella sufre el típico Síndrome de Estocolmo pero es todo mucho más profundo y difícil de lo que podemos pensar en principio.

Curiosamente tendremos que conocer a nuestra protagonista a través de otras personas, ya que la historia está narrada a tres voces: su madre, el detective encargado del caso y el propio Colin; y en dos tiempos, antes y después del secuestro. Esto hará que nos adentremos en la mente de estos tres personajes creando una empatía singular por cada uno de ellos, ya que aunque no siempre acertados en sus decisiones y actos, hay cierto punto en el que se les puede comprender. Como en todas las novelas que me suelen gustar no hay personajes claramente malos ni claramente buenos, porque eso significa que no son simples y que además sufren una evolución a lo largo del libro.

No es una historia más de secuestro, de victima y verdugo, si no de como hay veces que al destino le gusta jugar y juntar a dos personas, que en otras circunstancias ni se hubiesen mirado a la cara, y ponerlas a prueba. Cuando tu vida no es ideal lo que necesitas es un cambio y este puede estar donde menos te lo esperas.

Con un final digno de la fantástica y a la vez cruda historia y un epílogo con el que te quedas con la boca abierta, es una novela negra que recomiendo muchísimo.

Mi valoración:

Saga Dollanganger – Virginia Cleo Andrews

  • 24455638Editorial DeBolsillo
  • Género: ficción / misterio
  • Publicado en 1979 / Edición de 2014
  • Saga Dollanganger: Flores en el Ático / Pétalos al Viento / Si Hubiera Espinas / Semillas del Ayer / Jardín Sombrío
  • 480 páginas

Primera entrega de una serie sobrecogedora, esta novela narra la terrible experiencia vivida por cuatro niños que, víctimas inocentes de unas pasiones prohibidas, crecen en un lúgubre encierro, aislados del mundo por una madre cruel…

Cuando empecé con esta saga no tenía mucha idea de lo que me iba a encontrar ya que la elegí porque la mencionaban  en una serie, y al final, después de tres de los libros que la componen, acabo con una sensación agridulce.

En su primera parte nos encontramos a una madre, Corrine, que con sus cuatro hijos, Cathy, Chris, Carry y Cory, tiene que volver a casa de sus padres después del fallecimiento de su marido y padre de los niños. Estos viven en una gran mansión, acorde con su posición social y económica, y no se llevan nada bien con la hija por algo que hizo y que ellos consideran imperdonable,  así que se encargarán de que redima sus pecados anteriores con creces, siendo los niños los que pagarán el precio más alto.

La condición para que puedan quedarse será que los niños sean encerrados en el ático y se mantengan ocultos  al resto de la sociedad. Vivirán, comerán y sufrirán castigos en función de lo que la abuela considera “ejemplar” y católica y moralmente adecuado. Esto, lógicamente, influirá en el crecimiento y desarrollo no solo físico sino también emocional de estos niños prisioneros, teniendo que hacer la hermana y el hermano mayor de figuras paternales para los pequeños, ya que la madre aparece cada vez menos por ahí. Esto será precisamente algo que tendrá mucha importancia en la historia y que diferenciará a unos de otros, queriendo algunos justificarla mientras que otros tendrán que luchar entre el rencor y el amor hacia ella.

Veremos como tendrán sus momentos de rebeldía, de arrebatos de impotencia y de necesidad de escapar de esa situación dejándolo absolutamente todo atrás. ¿Se atreverán finalmente?

Supongo que es difícil escribir más de 400 páginas con un solo escenario (hay algún otro pero salen muy brevemente) y aunque es más entretenido de lo que cabría esperar se hace un poco lento y largo y a veces hasta tedioso.

Lo mejor son sus personajes , tan diferentes y con una personalidad tan compleja. Aun no empatizando con ninguno y hasta llegando a caerme alguno realmente mal he disfrutado mucho leyendo sobre ellos, como por ejemplo con la abuela, esa bruja mala que deja a los villanos de las películas de Disney como angelitos.

Cuando terminé con este libro no tenía nada claro seguir con la saga, pero me dijeron que la segunda parte era bastante mejor, más entretenida, con más acción…y así fue. Pero si no te has leído la primera parte ¡cuidado, si sigues leyendo puedes encontrarte spoilers!

  • 231862Editorial DeBolsillo
  • Género: ficción / misterio
  • Publicado en 1980/ Edición de 2015
  • Saga Dollanganger: Flores en el Ático / Pétalos al Viento / Si Hubiera Espinas / Semillas del Ayer / Jardín Sombrio
  • 552 páginas

A Cathy, Chris y Carrie el recuerdo de la terrorífica experiencia en el desván de la mansión Foxworth Hall siempre los atormentará. Su madre, que siempre había sido cariñosa y atenta, se vio empujada a actuar como si no existieran. Sucumbió a las manipulaciones de la desalmada Olivia Foxworth, quien la convenció de que los niños eran fruto del pecado. Pero ellos no tenían culpa de nada…o al menos eso creen.

Ahora, Cathy Dollanganger está segura de lo que hay que hacer. Ha llegado el momento. Es lo bastante fuerte como para demostrar a su madre y a su abuela de una vez por todas que el dolor que les han infligido jamás será perdonado.

Esta segunda parte es la que para mí más merece la pena leer y que más me gustó.

En esta ocasión el protagonismo recae casi exclusivamente en la hermana mayor, Cathy. Mientras su hermano cumple su sueño y va quedando en segundo plano la mayor parte de la novela, ella hará todo lo posible para alcanzar el suyo. Para ello tomará decisiones no siempre acertadas y teniendo que convivir con las consecuencias de estas y con los sentimientos de rencor y el deseo de venganza que aun alberga en su interior y que enfocará más que en su abuela, que es la que les hería directamente, en su madre, ya que es la que realmente le ha decepcionado, la que ella considera que debería haberles protegido y nunca abandonado como lo hizo. Conocer mundo y a personas realmente buenas le hará confiar de nuevo en la gente pero no lo suficiente como para dejar atrás su pasado y empezar una nueva vida.

Veremos a una Cathy que pasa por todos los estados de ánimos hasta volverse una persona bastante inestable emocionalmente, pudiendo ser cariñosa y bondadosa pero también cruel, desconfianza y calculadora. En esta parte de la saga este personaje se gana por méritos propios la antipatía del lector en muchas ocasiones y en otras la compasión, pero sigue siendo fascinante, como en el primer libro, ir leyendo como trama en su mente sus actos, como siente, como planea su venganza y como lucha con otros sentimientos que cree que no son buenos.

El final es digno y muy acorde con lo crudo del resto de la historia, uno de los  que más me han gustado últimamente. Pero decidieron no quedarse en un punto tan bueno y seguir con la saga, así que si no os habéis leído esta segunda parte no os recomiendo seguir leyendo la reseña: spoilers.

  • 787668Editorial DeBolsillo
  • Género: ficción / misterio
  • Publicado en 1981 / Edición de 2015
  • Saga Dollanganger: Flores en el Ático / Pétalos al Viento / Si Hubiera Espinas / Semillas del Ayer / Jardín Sombrio
  • 416 páginas

Chris y Cathy siempre han intentado proteger a sus hijos del doloroso secreto familiar. Se han entregado en cuerpo y alma para que Jory, Bart y la pequeña Cindy tuvieran la infancia feliz que a ellos una vez les fue arrebatada. Sin embargo, y a pesar de todos los esfuerzos, jamás conseguirán escapar de sus propios fantasmas.

La armonía familiar que habían construido se desvanece con la llegada de una nueva vecina, una misteriosa anciana vestida de negro que siempre les está vigilando. No tarda en seducir a Bart, un niño con un gran poder imaginativo, invitándolo a comer helados y galletas. Poco a poco la actitud del pequeño va cambiando como si alguien, o algo, lo empujara a la locura y a la violencia. Pero esto es solo el principio. Chris y Cathy están a punto de perder todo aquello que aman… quizás para siempre.

En esta ocasión volvemos a tener una novela demasiado larga para mi gusto, ya que la trama no da para tanto. La narración para a ser responsabilidad de dos de los protagonistas, quedando Cathy y Chris en un segundo plano, pero estos dos nuevos personajes no me han impresionado tanto como los de las anteriores partes, uno es muy plano y el otro es totalmente incomprensible. Más allá de que su mente y cuerpo funcionen de manera diferente, la autora no consigue que llegue a entender por qué hace lo que hace, y después de más de 400 páginas no evoluciona nada.

Hay cosas muy bellas de las que salen cosas no tan bellas, como las flores y las espinas. En este caso, las espinas son Bart y Jory, dos niños que viven en la ignorancia de sus orígenes en una familia aparentemente tradicional. Pero esto no durará mucho tiempo y cuando vayan descubriendo la verdad sobre sus raíces se encontrarán en una encrucijada entre el miedo a saber más y la necesidad de hacerlo.

Seguimos en la misma linea oscura de toda la saga, pero en esta ocasión hay partes que cuesta hasta leer, que si fuese una película apartaríamos la mirada.

Los personajes que antes me fascinaron ya no lo hacen y los nuevos no lo consiguen tampoco. Tan solo hay uno, el mayordomo, digno personaje acorde a lo que son muchas veces los mayordomos en la literatura, que es más interesante y que será de importancia crucial en toda la historia.

Yo me podría haber ahorrado esta tercera parte y quedarme con la buena sensación de la segunda, pero me atreví a leerla porque pensaba que era el final de la saga y me gusta acabar lo que empiezo, pero he descubierto que hay otras dos novelas más, así que no sé que haré.

“Supongo que una de las cosas más tristes, cuando uno crece y se hace mayor, es que nadie es lo bastante grande y fuerte para levantarle a uno, sostenerle en brazos y hacer que se sienta de nuevo seguro”

“Alguna vez se puede confiar en unos pocos, y casi siempre, en nadie. Considérate afortunado si puedes confiar en uno solo, pero siempre”

“Ser inteligente significa no dejar que la gente sospeche lo listo que es uno”

Mi valoración: