El Color Púrpura -Alice Walker

  • 4563527Editorial Ediciones Orbis / Colección Biblioteca Grandes Éxitos / Novelas de cine
  • Publicado en 1982 / Edición en español de 1987
  • Género: ficción
  • Autoconclusivo
  • 256 páginas

El color púrpura, cuenta, a lo largo de distintas décadas, la intensa vida de Celie, una mujer de la América rural del Sur forzada a casarse con un hombre brutal. Celie se retrae y comparte su desgracia sólo con Dios.

Celie sufrirá una transformación gracias a la amistad que comparte con dos extraordinarias mujeres, adquiriendo la autoestima y la fuerza que necesita para perdonar.

Celie le escribe a Dios porque es al único al que puede hacerlo sin miedo, porque es el único que cree que le puede escuchar. Habiendo sido victima de abusos por parte de su padre y casada con un hombre violento piensa que esa es la vida que le ha tocado y que debe aceptar y resignarse, pero a lo largo de los años conocerá a personas que le confirmarán que la humanidad puede ser muy cruel pero también a otras que le harán confiar en que hay un mundo mejor si no se rinde. Entre estas últimas están Sofía y Shug, dos mujeres valientes cada una en su estilo que enseñarán a Celie a no conformarse, a pegar un golpe sobre la mesa y no dejar que los hombres la traten como un un objeto sin valor.

“Tienes que luchar, Celie, me dice. Yo no puedo hacerlo por ti. Tienes que luchar tu misma. Yo no contesto. Pienso en Nettie, muerta. Ella luchó y se escapó. ¿Y para qué? Yo no lucho, yo me quedo donde me mandan. Pero sigo viva.”

Sofía es la mujer del hijo de su marido y vive con la creencia de que antes de que tu me golpees te golpeo yo. No dejará que nadie le diga lo que puede o no hacer y guarda un rencor absoluto a las personas blancas, así que cualquiera que la intente amaestrar como si fuese un animal tendrá que vérselas con su genio o incluso con su abandono.

“He tenido que pelear toda la vida, me dice. Pelear con mi papá, con mis hermanos, con mis primos y con mis tios. Una chica no está segura con tantos hombres en la familia. Pero nunca pensé que tendría que pelear en mi propia casa. Quiero a Harpo, dice suspirando, bien lo sabe Dios. Pero antes que consentir que me pegue, lo mato. Ya lo sabes, si quieres un hijastro muerto sigue aconsejándole así. Se pone la mano en la cadera. Yo he cazado con arco y flechas, me dice.”

Shug es una cantante de bares muy conocida y amante del marido de Celie que compartirá con ella más que un hombre. Por una enfermedad se ve obligada a vivir bajo el mismo techo que ellos y poco a poco irán conociéndose. Lejos de sentir lástima por ella cuando se entera de cómo trata su amante a Celie, Shug la impulsará a salir de esa situación y a luchar por sí misma.

Celie pasará su vida luchando entre lo que siente y lo que quiere y lo que ella cree que tiene que ser. Conocer a estas dos mujeres le dará en impulso necesario para parar de dejarse llevar por lo que siempre le han dicho sobre como tiene que ser la vida de una mujer negra.

“Nettie pronto me dejó atrás en lo de estudiar. Y es que nada de lo que me decía se me quedaba en la cabeza. Un día quiso convencerme de que la tierra no era plana. Eso ya lo sé, le contesté. Pero no le dije lo plana que yo la veía.”

Reseña:

Cuando decidí escoger esta  novela como mi próxima lectura sabía que lo que me iba a encontrar era un libro con temas tan controvertidos para la época como el racismo, la homosexualidad femenina y la violencia de género y de hecho fue la razón por la que la escogí. Con esta base y un premio Pulitzer me esperaba una historia que me conmoviese y me removiese por dentro, y aunque en ocasiones haya sido así y nos encontremos frases y fragmentos dignos de mención, en general me ha dejado un poco fría comparado con lo que yo me esperaba.

Es una novela de lucha, en la que las mujeres son las grandes protagonistas. Mujeres que, a veces conscientemente y a veces sin intención, impulsan a otras a conseguir sus sueños, o al menos una vida mejor lejos de la violencia; y esto como trama me gustó y me alegré de haber leído el libro cuando lo acabé, pero mientras lo estaba leyendo me costaba meterme en la historia. Y tengo claro por qué.

Es la primera novela epistolar que leo pero esto no ha restado puntos. Lo que si lo ha hecho es la narración. Al estar construida por cartas es la propia Celie la que, evidentemente, las escribe, por lo que la construcción de las frases es demasiado simple, dando la sensación de que están escritas por una niña. Doy por hecho que esto es un recurso que la autora ha utilizado conscientemente para hacer más creíble que están realmente escritas por una mujer inculta como es Celie pero en mi caso ha jugado en contra.

Algo parecido me ha pasado con los personajes femeninos (porque de los masculinos solo puedo decir que no me caen bien y que su evolución no me es creíble), aun gustándome mucho y entendiendo que no puedo juzgar las decisiones y pensamientos de estas desde mi perspectiva de mujer del siglo XXI, había veces que no las entendía y hasta cerraba el libro enfadada. Pero como valoración general, es un libro que me ha gustado y que me ha hecho seguir conociendo la crudeza y lo dura que puede llegar a ser la vida solo por tu color de piel o tu género y, por otro lado, el valor de la lucha.

“Yo te maldigo.

¿Qué quieres decir con eso?

Hasta que te portes bien conmigo, todo lo que toques se te volverá polvo entre las manos.

¿Quién te has creído que eres?, me pregunta riendo. Tú no puedes maldecir a nadie. Mírate. Eres negra, eres pobre, eres fea, eres una mujer. Vamos, que no eres nada.

[…] Soy pobre, soy negra, puede que fea y no sé guisar, dice una voz a todo el que quiera oírla. Pero aquí estoy.

Amén, dice Shug. Amén, amén.”

Mi valoración:

Película

Me animé al poco de terminar el libro ha ver la película para ver si al poner movimiento a los personajes me emocionaba más, y así ha sido, aunque tampoco mucho más. Es una película muy larga y a veces me dieron ganas de parar y dejarla pero al final mereció la pena verla y hasta lloré un poquito.

Los personajes buenos están reinventados para quitar casi todas esas partes que pueden ser reprochables en el libro y los odiosos son igual de odiosos porque es difícil hacerlos más malos. Me ha faltado profundidad en algunos, como Sophie, que ha pagado el pato de la adaptación a la gran pantalla.

En conclusión, ha ganado en desarrollo de la trama pero ha perdido en personajes, así que mi valoración es la misma que la del libro.

 

Anuncios

2 thoughts on “El Color Púrpura -Alice Walker

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s