MAUS I y II – Art Spiegelman

  • 9788439720713Editorial Literatura Random House
  • Novela gráfica
  • Género: histórico
  • Publicado en Oct. 2006 / Edición de Dic. 2015
  • 296 páginas

Maus es la biografía de Vladek Spiegelman, un judío polaco superviviente de los campos de exterminio nazis, contada a través de su hijo Art, un dibujante de cómics que quiere dejar memoria de la aterradora persecución que sufrieron millones de personas en la Europa sometida por Hitler y de las consecuencias de este sufrimiento en la vida cotidiana de las generaciones posteriores. Apartándose de las formas de literatura creadas hasta la publicación de Maus, Art Spiegelman se aproxima al tema del Holocausto de un modo absolutamente renovador, y para ello relata la experiencia de su propia familia en forma de memoir gráfica, utilizando todos los recursos estilísticos y narrativos tradicionales de este género y, a la vez, inventando otros nuevos. La radicalidad narrativade esta obra marcó un antes y un después en el universo de la novela gráfica, y por ello Maus obtuvo el primer y único premio Pulitzer otorgado a un cómic.

Ya desde hacía tiempo tenía ganas de probar con alguna novela gráfica y de hecho esta me llamaba mucho la atención, así que cuando fui a casa de una amiga y lo tenía no dudé en pedírselo y empezar a leerlo en cuanto llegué a casa. Las expectativas se han cumplido y ya tengo ganas de probar con otras, pero vayamos por partes.

La trama es básicamente la vida del padre del autor desde el inicio del genocidio hasta el final de la segunda guerra mundial entrelazando los momentos en los que se la narra a su hijo con los propios flashbacks. Esto nos permite no solo conocer el horror por el que pasaron Vladek, su familia y sus amigos, si no también las consecuencias que esto ha tenido en su personalidad y forma de ver la vida. De hecho, el carácter de nuestro protagonista puede chocaros bastante si sois de los que, como yo, tenemos la creencia de que pasar por algo así te hace ser una persona de perfil bajo. ¡Cuánto me equivocaba! Esto no significa que Vladek sea malo, es más, a medida que vamos leyendo la novela vamos entendiéndolo e intuyendo las razones por las que es así, y me da la impresión de que es el mismo proceso por el que pasó su hijo a medida que le escuchaba narrar su historia para crear este maravilloso libro.

Vladek es más amable y empático en su juventud e incluso durante el holocausto que en su vejez, que es cuando su hijo le pide que le cuente todo lo que los alemanes les hicieron pasar a los judíos. Puede parecer que es por las necesidades y sufrimiento que ha pasado pero acabas dándote cuenta de que no es más que la manifestación externa de un sentimiento de culpa muy enquistado, y esto no le permite ser feliz ni disfrutar de la vida aunque hayan pasado décadas. Puede parecer hasta que busca la desgracia y nimiedades de las que quejarse, si no, no está “contento”. Pero todo tiene una razón de ser: tuvo la suerte de sobrevivir y de que incluso en determinados momentos  disfrutase de privilegios por su oficio o su conocimiento del inglés, mientras que veía como otros morían de hambre, atacados por perros o en las cámaras de gas. Esto no quiere decir que pasase por esos años sin penas, ya que parte de las personas que perecieron bajo el mandato nazi eran amigos y familia, e incluso él pudo en varios momentos morir, pero no lo hizo y ha tenido años para pensar e ir incrustando el dolor y la culpabilidad del superviviente en su corazón.

También nos encontramos al otro protagonista de la novela y autor de esta. El hijo que quiere contar la historia de su valiente padre pero que no entiende por qué una persona que ha pasado por eso puede ser a veces tan desagradable. Pero, a medida que escucha a Vladek contar las cosas que tenía que hacer para evitar a la muerte y los maltratos físicos y psicológicos, él también heredará esa culpabilidad por por estar vivo en lugar de su hermano y por no haber vivido aquello tan horrible que tanta gente cercana a él sufrió. A pesar de pelearse tanto y de esa falta de entendimiento que parece caracterizar su relación, están más unidos de lo que hasta ellos mismos creen.

La novela no cuenta nada especialmente nuevo de esta época negra de la historia del mundo, lo que la hace especial es la relación entre padre e hijo y la visibilidad de las consecuencias del sufrimiento en la personalidad de aquellas personas que lo han vivido en propia piel. La historia no se queda en la liberación de los prisioneros, si no que nos permite conocer a través de una persona concreta cómo se vive con el dolor de la pérdida y del miedo a cerrar los ojos y revivir todo lo pasado.

La especial caracterización de los personajes distinguiendo entre ratones-judíos, gatos-alemanes, cerdos-polacos…solo le imprime más crudeza a la historia, al igual que el estilo de viñeta exclusivamente en blanco y negro.

2017-03-05-11-31-08

Una novela que aúna la novela gráfica con la novela histórica de forma magistral. Muy recomendada.

Mi valoración:

Anuncios

6 thoughts on “MAUS I y II – Art Spiegelman

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s